Budapest día 2. Recorremos el barrio Judío, la Sinagoga Dohány y mucho mas

El segundo día en Budapest fue de lo mas completo. Visitamos la Sinagoga Dohány que es la mas grande de Europa. Recorrimos el centro haciendo un Free Tour. Entramos a una de las bibliotecas mas bonitas del mundo y acabamos el día con un crucero por el Danubio. En este post os contamos todo eso y os damos nuestra opinión sobre un restaurante recomendado por Tripadvisor.

Comenzamos el día con un Free Tour

A las 9 de la mañana nos pusimos en pie y antes de nada miramos por las ventanas. Habían pronosticado un tiempo horrible, lluvias y tormentas para todo el día. Pues nos estaba entrando el sol por la ventana. Se ve que los meteorólogos de Budapest aciertan tanto como los de Asturias, – lo que viene siendo entre poco y nada.

Bueno pues de 9 a 10 que es la hora a la que comenzaba el Free Tour cerca del Parlamento se complico la historia y comenzó a llover con ganas. ¡¡Minipunto para los meteorólogos de Budapest!!. Total que nos tocó sacar los paraguas de las mochilas y cambiarlas por las gafas de sol, total, iba a llover todo el día. (Vas notando la ironía ¿no?)

Para llegar al Parlamento optamos por ir en metro. Compramos billete sencillo y en a penas 10 minutos estábamos en la estación Kossuth Lajos Ter. Allí es donde empieza el Free Tour de la empresa White Umbrella Tours. Juan nuestro guía cordobés  nos explicó a grandes rasgos la historia de Budapest. Este tipo de tours nos parecen esenciales para comprender bien la sociedad con la que te vas a encontrar. No es solo saber fechas y nombres de personajes importantes. Es saber curiosidades como que el edificio del Parlamento mide 96 metros porque la ciudad se fundó en el año 896d.c. tras la lucha entre las tribus magiares y los romanos. O que el Rey Esteban era de todo menos un santo aunque decidieran proclamarlo como tal.

En este tour recorrimos la Plaza del Parlamento. La de Imre Nagy -que fue “el hombre clave” en la historia de Hungría.  La polémica Plaza de la Libertad y todos sus monumentos hirientes. La Basílica de San Esteban. El parque Erzsébet Téri, y acabamos en la puerta de la Sinagoga Dohány. Todo esto con Juan contando historias y llenándonos de información durante casi 3 horas. Nos gustó un montón y por eso lo recomendamos. No me extiendo mas ahora porque al día siguiente volvimos a visitarlo sin lluvia. (Hay mas fotos en el post siguiente)

Por cierto, a la hora y media dejó de llover y cuando llegamos a la Sinagoga brillaba el sol con fuerza. Nosotros sin gafas de sol. ¡Gracias meteorólogos, os quedáis con un cuarto de minipunto solo!


Visitamos la Sinagoga Dohány, la mas grande de Europa

Aprovechando que el free tour acabó en la puerta no perdimos tiempo y nos compramos las entradas. Todos los días cada media hora hacen un tour en Español que esta incluido en el precio del ticket. Así lo hicimos nosotros. Fue un acierto porque la sinagoga Dohány es muy distinta a todas las que hemos visto anteriormente. Las mas recientes el año pasado en nuestra  escapada a Toledo.

Resulta que los judíos de ideología mas moderna encargaron hacer una sinagoga mayor a un constructor que no estaba muy puesto en el tema. Decidió coger ideas del estilo neomorisco que estaba muy presente en España. Por eso al verla por fuera ya ves elementos similares a la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba. Tanto el ladrillo visto como los arcos te recordaran a alguna plaza de toros o a algún otro monumento Español que conozcas de estilo neomudejar. El nombre de Dohány significa Tabaco y es el nombre de la calle donde se encuentra.

Cuando compramos la entrada nos revisaron la ropa que llevábamos. A la sinagoga no pueden entrar hombres o mujeres con pantalones que no tapen las rodillas o camisetas que enseñen los hombros. Pasamos un arco de seguridad donde hay que enseñar los bolsos y estos a su vez no pueden ser grandes. Además a Jose le dieron una Kipá de cartón para colocarse en la cabeza. Una vez en el interior buscamos nuestra banderita para hacer el tour en español. Nos sentamos en los bancos y una mujer con un castellano perfecto nos descubrió un montón de curiosidades. Merece mucho la pena la visita.

En el interior:

Habitualmente las sinagogas tienen una planta octogonal o rectangular. Esta tiene 3 naves que recuerdan mas a una catedral que a una sinagoga. Además esta completamente decorada. Nada que ver con las sinagogas blancas con paredes limpias. Aquí hay lamparas con mas de 250 bombillas, vidrieras multicolor y un techo repujado alucinante. Otra característica es que en la Sinagoga Dohány hay órgano, pero lo toca un músico no judío, -los sábados los judíos no pueden trabajar según su religión.

Al constructor le dieron carta ancha para la obra siempre y cuando respetase 3 elementos. Son la estrella de David, la Menorah (que son los candelabros de aceite con 7 brazos), y  el Ner Tamid (es una lamparilla o antorcha que arde constantemente y representa la vida eterna de Díos y se pone cerca de la pared donde se encuentra el Arca Santa que a su vez esta en la pared mas próxima a Jerusalem). En esta sinagoga hay actualmente 16 Torá (son los rollos con los textos del antiguo testamento y las profecías donde se consolida su religión) Tienen tantas porque durante la II Guerra Mundial otras sinagogas mas pequeñas se las confiaron para que las guardaran en los sótanos y ponerlas a salvo.

En el exterior:

Con la misma entrada puedes visitar diferentes edificios. Uno es El Museo Judío que alberga una colección de objetos judíos que se conservaron gracias a encontrarse en sótanos ocultos durante la Segunda Guerra Mundial.  El otro es un registro donde aún aparecen personas a diario buscando información sobre sus familiares muertos en el Holocausto.

Entre la sinagoga que no se visita llamada también sinagoga de invierno (porque es mucho mas barato calentarla para los pocos judíos que acuden) y el registro se encuentra Raoul Wallenberg. Es un Sauce Memorial a las víctimas húngaras del Holocausto. Este regalo de E.E.U.U hecho por Imre Varga nos pareció super bonito. En cada hoja del sauce hay un nombre que se corresponde a cada persona identificada. Hay muchas hojas en blanco y representan a los que aún no tienen nombre. El propio árbol representa una menorah del revés. Esto simboliza la muerte. Cuando alguien acude al registro y se identifica a otra víctima se pone su nombre en una de las hojas para honrarla.

Frente por frente hay un mural muy colorido de una mujer que sobrevivió a todas aquellas atrocidades y que aun vive cerca de Budapest. Y entre el árbol y el mural en el suelo hay una placa con nombres de personas de diferentes nacionalidades que arriesgaron sus vidas para ayudar a familias judías. La placa se encuentra semi enterrada por una montaña de piedritas que dejan como ofrenda. En la Guía de Varsovia ya contamos que los judíos no dejan flores en los cementerios para honrar a los muertos, colocan piedritas.

Cuando salimos de la Sinagoga Dohány para visitar el resto del recinto pasamos por algo similar a un claustro. Era un jardín que acabo convirtiéndose en cementerio y ahora es un memorial. Algo que diferencia una sinagoga de una catedral es que en la segunda si pueden enterrar a personas. En las sinagogas no, tiene que estar separado. En esta zona de la ciudad se levanto el Gueto Judío y en un invierno murieron mas de 2000 judíos dentro del Gueto. Pese a que enterrar a personas en la sinagoga va contra las tradiciones judías lo hicieron.  Durante años estuvieron allí los cuerpos hasta que se decidió deshacer las fosas comunes.

Hoy en día unos arboles rodeados de placas con nombres recuerdan todas aquellas victimas que murieron de frió y hambre entre los muros del Gueto en 1945. Nosotros nos quedamos de piedra viendo las imágenes que hay en las columnas que rodean el jardín. Horario: de 10 a 19.30h pero los viernes cierran antes a las 16h.  Precio: 4000ft por persona en taquilla. Puede pagarse con tarjeta de crédito. O puedes comprarlas online con un sobrecargo de 280ft por ticket en esta web  Tiempo: 90 minutos en total.


Hora de comer en un restaurante con fama en Tripadvisor pero…

Ya eran las 14.30 a la salida de la Sinagoga y a esas horas ya comió todo el mundo. Fuimos a un restaurante cercano con buenas críticas en Tripadvisor y en Google Maps. Es el Drum Café en la calle Dob u. 2. Se anuncian y recomiendan por el Goulash y el Langosh (recuerda que tenemos un post hablando de estos platos). Sabiendo esto pedimos una variedad de Goulash que en lugar de servirlo en plato o en la hogaza de pan lo servían en pan de hamburguesa. Bueno pues tu no lo pidas. El pan de hamburguesa estaba pasado y era rollo industrial barato. No había manera de comerla y el sabor no era nada bueno. Por el contrario la ensalada de atún estaba buena.

En conclusión, para tener tan buenas criticas lo encontramos caro (en relación a Budapest) y para nada sabroso. No vamos a volver y probaremos otro sitio. Pagamos 5000ft que son 18€ por los 2 goulash burger, la ensalada de atún y 2 bebidas.


¿Sabes cuál es la Biblioteca mas bonita de Budapest?

Seguimos visitando lugares increíbles en Budapest y esta vez nos dirigimos a una de las bibliotecas mas bonitas que hemos visto en el mundo. Se trata de la Biblioteca municipal Ervin Szabó ubicada en la calle homónima. Por el nombre no dice mucho, pero sabiendo que se encuentra dentro del antiguo Palacio Wenckheim ya te puedes imaginar por donde van los tiros. Para entrar como no somos estudiantes húngaros hemos pagado la tasa turística que son 800ft por persona. La mujer del puesto de información nos acompañó hasta los ascensores porque no hablaba ingles y las indicaciones estaban en húngaro. Nos indicó que subiéramos a la 4ª planta ya que allí es donde se encuentran los salones de baile y las habitaciones reconvertidas a biblioteca.

¡¡Es una maravilla!! Las escaleras, la chimenea, las lamparas…todo era precioso. Y además cuando estuvimos en Malta la guía de La Casa Bernard nos enseñó a diferenciar espejos y cristales antiguos de los modernos y estos se nota que son todos antiquísimos. Estoy por hacerme estudiante solo por ir todos los días. Esta biblioteca no es muy frecuentada por turistas y nos miraban un poco raro pese a que íbamos sacando alguna foto en silencio.  Pero desde luego es un lugar que no puedes perderte en Budapest. Horario: de 10 a 20h de lunes a viernes. Sábados hasta las 16h. Domingo cerrado. Precio: 800ft puedes pagar con tarjeta de crédito. Tiempo: 45minutos


Otra visita imprescindible, el Mercado Central 

De camino a nuestra siguiente parada fuimos descubriendo un barrio precioso. El barrio judío de Budapest no tiene desperdicio. Es una pena que no lo sepan, llegamos a esa conclusión al ver que no había nada de información a nuestro paso.

Calle Veres Pálne n22

Seguramente si ya has leído algo sobre otros viajes que hemos hecho ya sabrás que tenemos ciertos fetiches viajeros. Uno de ellos son los mercados y si además son tan bonitos y auténticos como este pues no podemos pedir mas. El Mercado Central de Budapest se encuentra en la calle que va a dar al Puente de la Libertad es la Vámház Krt 1-3.  Es un edificio neogótico restaurado que por fuera presume de un azulejado en el tejado impresionante y por dentro un entramado de vigas al mas puro estilo Torre Eiffel.

Tiene 2 plantas, la de abajo vende víveres como fruta, carne, hortalizas, mermeladas..etc. La de arriba tiene tiendas de souvenirs y un par de puestos para comer mas que recomendables aunque ligeramente mas caros que otros de la zona. Uno de ellos es el de las salchichas Kobe que os comentaba en el post anterior. Tienen mesas altas para compartir y poder comer allí mismo. También hay un restaurante mas “fisno” que lo vimos vacío las 2 veces que visitamos el mercado. Es toda una experiencia ver como conjuga a la perfección el turismo y la vida de la gente local. Horario: de 6 a 18h de Lunes a Viernes. Sábados hasta las 15h y Domingo cerrado. Precio: Gratis Tiempo: 45minutos


Cacahuetes gratis

Seguro que te gustan los cacahuetes pero no tanto como a mi. De la que salimos del Mercado cruzamos a la acera de enfrente. Al pasar vimos un pub con paja en el suelo y cascaras de cacahuete. Eso llamó mi atención y nos paramos a mirar. Se llama For Sale Pub. Resulta que el bar es de lo mas pintoresco. Todo el mundo puede escribir algo en un papel y lo ponen en el techo con chinchetas. Estuvimos un cachito riéndonos de los mensajes en Español, -no se nos puede sacar de casa, no tenemos remedio-. Pero a lo que voy, ponen cestos enormes de cacahuetes en cada mesa y en la barra. Nosotros entramos  y tardaron mas de 10 minutos en atendernos, pero ya os digo que no tenía ninguna prisa porque mientras estaba allí comiendo como si hubiera una guerra pasado mañana.

Es el único bar de todo Budapest en el que nos pusieron algo para picar por tomarnos unas cervezas. Estábamos como en casa, “ya sabes que en Asturias pides una sidra y marchas cenao pa casa”. El Pub ofrece también comidas, pero viendo lo lentitos que fueron para ponernos 2 cervezas, como que no te aconsejo ir a comer.  Esta en la Calle Vámház n2. Es la del Mercado Central. Esta abierto de 12 a 3am cada día.


Llegamos a nuestro puente preferido, El Puente de la Libertad

Hay un refrán que dice “unos crían la fama y otros cardan la lana”. Pues esto pasa con el Puente de Las Cadenas y el de la Libertad. Para nosotros el de La Libertad es infinitamente mas bonito con ese tono verde pastel y esa cantidad de hierro que una vez mas es 100% Torre Eiffel. Se inauguró en 1896 y fue diseñado por János Feketeházy. Siguió el diseño de la época y lo hizo de tipo cadena. A su vez lo engalanó con estatuas de bronce de una figura mitológica húngara llamada Turul.

Pasamos un buen rato en él, nos acabamos sentando en el puente con mas gente para disfrutar de las vistas. Es punto de reunión de gente joven que se suben a merendar y tomarse un par de cervezas cuanto mas altos mejor. Menos mal que tienen una pequeña valla que les impide llegar a la cima. Fíjate si es bonito que están planeando hacerlo peatonal en cuanto este finalizada la linea de metro4.

Al cruzar el puente llegamos  a otro de los Balnearios mas conocidos de la ciudad, el Balneario Gellért -en el hotel con el mismo nombre. Por si decides ir te dejo el horario que es de 6 a 20h todos los días. Precio: 5500ft por persona. Y a una de las múltiples subidas a la Ciudadela. Como lo íbamos a ver un par de días después decidimos dar la vuelta a pie y volver a cruzar el puente.


Momentazo del día, ver el atardecer a bordo de un barco 

Hicimos tiempo hasta que dieron las 19.45 y nos dirigimos a comprar las entradas para navegar por el Danubio. Hay muchas compañías distribuidas en diferentes muelles. Tener en cuenta que hay muelles para cruceros grandes que paran en Budapest. Y muelles para cruceros turísticos que te dan un paseo de un ratín por allí. Estos últimos están entre el Puente de las Cadenas y el de Elizabeth.

La oferta para este tipo de recorridos es infinita, los hay con cena y fiesta inclusive. Pero nosotros solo queríamos subirnos en el barco y ver la ciudad desde el rió.  Elegimos el paseo de las 20h porque el sol se pone a las 20.12h en Mayo. Así íbamos a verlo de día, al atardecer e iluminado a la vuelta. Fue un acierto total. Y lo recomendamos a ojos cerrados. Siguiendo las recomendaciones de Ana y Sergio de @unratonenmimaleta escogimos la compañía Dunayacht porque era la mas barata. Además ofrece paseos validos ilimitadamente durante 24 horas. Están atracados en el muelle número 10. Ir mínimo 15 minutos antes porque la cola es considerable en los últimos viajes del día.

Como estábamos  los primeros en la cola nos sentamos en primera fila de la cubierta. Para ir íbamos en la gloria. Pero para volver el viento nos daba de cara y yo casi acabo vomitando del frío que pasamos. Si lo llego a saber voy mas abrigada. Y dirás -¡¡zorola métete en la cubierta interior!! Y sí soy zorola, preferí acabar muerta de frío  para poder disfrutar de las vistas entre tembleque y tembleque. El frío se quita tarde o temprano…Horario: sale cada hora hasta las 21h al menos en Mayo, mejor consulta su web. Precio: 2500ft por persona. Tiempo: 1 hora.


El mejor Goulash callejero

Teníamos la espinita clavada del Goulash desde por la mañana. Y sabíamos donde ir a comerlo si queríamos acertar. Volvimos al callejón de los Food Trucks el Karaván Bár donde cenamos la noche antes. Solo que esta vez cambiamos las salchichas por las típicas hogazas con el estofado dentro. La camioneta se llamaba Nyakleves y mientras esperábamos para pedir vimos otra variante en la carta y arriesgamos de nuevo. Eran goulash en seco sin caldo y estaban riquísimas. Jose lo tomó de vaca y yo de cerdo, el pan estaba super rico y crujiente. La cena con una cerveza nos costó 5000ft en total.

¡Apúntate este sitio porque esta genial de verdad! Como dijimos en el post anterior se ubica en la misma calle que Szimpla  Kert Ruin Bar, es la Kazinczy u .14. Horario: de 11.30 a 23h todos los días salvo Jueves, Viernes y Sábado que cierra a la 1am.


Aprovechando que lo teníamos al lado nos tomamos unas cervezas en el Szimpla. Nos fuimos a dormir al apartamento pensando en todo lo que íbamos a ver al día siguiente…

Seguir leyendo:

⇒De la Casa del Terror a la opulencia del Parlamento de Budapest. Día 3.

⇒Castillo de Buda, Bastión de los Pescadores y mucho mas. Día 4.

Volver a:

⇒Ruta por el centro de la ciudad y Baños Széchenyi. Día 1.

 ⇒Post inicial Guía Budapest

Comparte con tus amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *