Consecuencias de la guerra en Kupari

Dia 10 del Roadtrip por Croacia y Bosnia

ruinas-kupari-hotel

ruinas de los hoteles de Kupari

Nuestro último día de este viaje NO nos dejo indiferentes. Descubre en Kupari varias localizaciones que parecen sacadas de un videojuego

Hoy era nuestro último día, el avión partía  a las 15,30 de la tarde. Así que aprovechamos la mañana para darnos una vuelta por Kupari.

Nada mas levantarnos, desayunar y recogerlo todo, cogimos el coche para recorrer nada mas que un kilómetro  hasta llegar a Kupari.

Kupari fue una zona duramente castigada en la guerra de la Independencia de Croacia. En este lugar se concentran varios hoteles que en la década de los 60 estaban destinados al turismo de las familias militares. Posteriormente abrieron sus puertas a turistas extranjeros y  la costa de Kupari era internacionalmente conocida. Finalmente en 1991 durante la guerra, los soldados Yugoslavos invadieron estos hoteles arrasando con todo lo que encontraron a su paso.

Solo había 2 coches más en el aparcamiento improvisado a pie de playa. Decimos improvisado porque realmente era una explanada de gravilla. Por zonas dejaba ver restos de un paseo marítimo que hace unos años tubo que ser precioso.

Lo primero que hicimos fue mirar a la playa, al horizonte. El agua quizá era mas azul turquesa que el resto de los días. Era una playa de cantos rodados blancos. La escalera de acceso a la misma puede verse a día de hoy totalmente destruida.

Desde donde estábamos  teníamos a la derecha los restos de un hotel en lo alto con una fachada de hormigón de aspecto moderno el Hotel Pelegrin. El camino de acceso lleno de grafitis ya hace pensar que el interior esta convertido en una sala de arte callejero.

playa-kupari-pelegrino

playa de Kupari y Hotel Pelegrini al fondo

A nuestra izquierda  otro hotel totalmente desbastado primero por la guerra y luego por vándalos. El Hotel Goricine. Faltaban puertas, ventanas, lamparas. En alguna habitación si que se veían grifos a través de los boquetes de la fachada. Caminamos un poco por el jardín de la entrada. Ahora mismo esta totalmente invadido de vegetación. Nos recordó a capítulos de CSI donde se ven casinos venidos a menos con el paso de los años. Todavía tenia toldos agujereados y pergolas.

kupari-gorgoni

Hotel Goricine

Justo detrás de nosotros estaba quizá uno de los edificios mas bonitos que hemos visto a lo largo de este viaje los restos del Grand Hotel. Este hotel de Kupari estaba completamente arrasado. Se veía claramente como un misil destruyo parte del techo y entro hasta la planta baja. La escalera estaba partida en dos.

escaleras-destruidas-guerra-kupari

Escaleras del Grand Hotel destruidas

Parecía que había estallado una bomba. Las enredaderas trepaban por la fachada metiéndose por los cristales rotos de las ventanas.

grand-hotel-kupari

Grand Hotel Kupari

En la recepción del hotel aun puede verse el mueble de madera con los timbres de las habitaciones. Unos suelos hidráulicos con unos dibujos preciosos y unas contraventanas venecianas de madera maravillosas. Este hotel fue uno de los mas importantes y tenia diferentes edificios. Donde nosotros aparcamos, fue parte de su jardín. Los baños que hoy en día se usan en la playa, eran  los baños de mujeres que hubo antiguamente.

recepcion-kupari-grand-hotel

Recepción del Grand Hotel

Nos metimos dentro del edificio principal, pero no nos atrevimos a subir las escaleras. Pese a que las puertas están abiertas de par en par hay letreros que te piden que no pases por peligro de derrumbe. Pero somos muy intrépidos y cotillas y un poquito si que asomamos la cabeza. No podíamos dejar de pensar que aquel hotel  tuvo que ser igual de importante que el de la serie de televisión  El Gran Hotel o el de Downton Abbey.

Aún en ruinas desprendía un toque de elegancia y de glamour propio de las primeras décadas  de 1900.

fachada-gran-hotel

Fachada del Grand Hotel

Era igual que estar en la pantalla de un videojuego o una película de acción. Solo faltaba que Lara Croft saliera de alguna esquina. O que Indiana Jones fuera dando machetazos para avanzar entre la vegetación.

vegetacion-hotel-kupari

Hotel invadido por la vegetación

Cuando nos dimos cuenta ya habían pasado 3 horas y teníamos que irnos al aeropuerto. Que se encuentra a escasos 15 minutos desde donde estábamos.

Así que nos fuimos. Pero nos fuimos con un sentimiento raro de tristeza, de impotencia, de injusticia. Un lugar tan bello, abandonado, poco a poco sepultado bajo la vegetación. Nadie habla de ello, nadie lo visita, aunque todos lo recuerdan.

Tener en cuenta que hace menos de 30 años que acabo la guerra. Aunque a nosotros nos parezcan suficientes, para quienes lo sufrieron, a quienes les mataron a sus hijos, o quienes perdieron sus casas realmente tienen las heridas aún muy abiertas.

A lo largo de estos 10 días visitamos varios pueblos a pie de carretera donde las casas estaban inacabadas. Sin pintar, sin baldosas, muchas incluso en los pisos superiores sin ventanas, solo tapiadas con madera. En general el sentimiento de “para que lo vamos a arreglar si así ya vale” era bastante común cuando hablábamos con alguna vecina. Para que se van a gastar dinero en embellecer una casa que igual de la noche a la mañana se quedan sin ella. Ese es el pensamiento de muchas personas. Sobre todo las mayores.

Por ese motivo  en general Croacia no nos a parecido estéticamente hablando muy coqueta en lo que a edificios se refiere. Si es verdad que hubo muchos pueblos con mucho encanto. Quizá fueron zonas menos arrasadas o que decidieron avanzar.

Volvimos al aeropuerto. Arreglamos toda la documentación del coche debido al robo y nos fuimos con la sensación de que Croacia aun tiene que crecer mucho. Tienen que pasar muchos años hasta que no se palpe rencor en el ambiente. Tienen que aprender a potenciar y cuidar lo que les brinda la naturaleza. Porque aunque los paisajes son preciosos, pueden mejorar en cuanto a puntos de información, a ofrecer un idioma tan importante como el español. A mantener las playas limpias ( tanto los que van, como los que las cuidan). Mejorar las carreteras, y sobre todo abrirse al mundo. Es un diamante en bruto a nuestro juicio.

Si se os olvido leer algo podéis volver al itinerario general o ver la selección de fotos que tenemos en nuestro canal de Youtube

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *