Malta día 0. Del aeropuerto a Mosta

¡¡¡Por fin empiezan las ansiadas vacaciones de verano!!!

viaje-a-malta

comienza en 3,2,1…

Si ya has echado un ojo al post sobre la información previa al viaje, el itinerario general y el presupuesto ya sabes por donde vamos a empezar. Si no, te lo recomendamos para que te hagas a la idea de que viaje tan completo hemos disfrutado.

Recapitulando un poco…

Procedentes de Madrid con un vuelo de la compañía Ryanair bastante bien de precio. Aterrizamos en el aeropuerto de Malta en el horario previsto y sin ningún contratiempo. Nada mas salir por el pasillo de la puerta de llegadas a mano izquierda esta la ventanilla de Europcar. Un hombre amable nos atendió perfectamente y nos indicó donde recoger el vehículo. Fue todo sin sorpresas. Recordaros que llevábamos el seguro Supercover contratado a través de Autoeurope. 

El aeropuerto de Malta es pequeño. Es fácil y rápido moverse por el. Nos recordó mucho al aeropuerto de Ibiza. Hasta el olor era similar y la sensación de calor húmedo. En escasos 5 minutos a pie llegamos a la zona del parking donde estaban las plazas de Europcar. Revisamos bien el coche. Que los daños que venían señalizados en la hoja del contrato fueran los mismos que tenia el coche. Somos hiper precavidos. Hicimos hasta un vídeo. Una vez comprobamos que todo estaba en orden marcamos el punto en el que estábamos exactamente en el GPS para que a la vuelta nos llevara  allí mismo sin lugar a dudas.

Comenzó la odisea al volante…

Era la primera vez que íbamos en un coche con volante a la derecha. Menuda impresión. A nosotros nos gusta conducir a los 2, y como nos parece que conducimos bien somos los típicos que no vamos a gusto cuando conduce otra persona. Bueno pues a este factor vamos a sumarle el estrés que produce conducir del revés. Madre mía que primeros minutos.

No es solo que intentes cambiar con la mano derecha y te des golpes contra la puerta. Es que la mano izquierda parece que no tiene fuerza para meter las marchas correctamente. Por supuesto llegar a la primer rotonda del aeropuerto, clavar el freno en seco porque te asustas al ver venir a los coches por la derecha sin contar con ello. El cerebro de Jose necesitaba un pequeño proceso de adaptación para olvidar la conducción de memoria y pasar a conducir en directo. Y el mio lo necesitaba para dejar de chillarle “cuidado, cuidado, pal otro lao…”

trayecto-mosta

el trayecto

El trayecto desde el aeropuerto a Mosta fue de lo mas caótico. Repetimos que nos gusta conducir y no tenemos dificultades habitualmente. Así que si por norma general no te desenvuelves muy bien al volante, creemos que por tu propia seguridad es mejor que uses el transporte público.

Llegamos a nuestro alojamiento en Mosta

Hay 15 km desde el Luqa (el aeropuerto) a Mosta que se sitúa en el centro de la isla. En teoría deberíamos tardar 30 minutos en llegar. Pero debido a unas obras que el Gps no tenia constancia de ellas tardamos un poquito mas. Unos 45 minutos. Que aunque suene a topicazo, fueron eternos.

Mosta es un pueblo conocido por su iglesia. Os hablamos de ella mas tarde. Las calles son estrechas, se entrecruzan. En general hay bastante sitio para aparcar y es una zona tranquila. Cuando llegamos a las 21.00 aparcamos en la puerta de la casa que habíamos reservado a través de Airbnb. (aprovecho para recordaros que tenéis un descuento de 35 euros para vuestra primera reserva al final de la página o pinchando AQUÍ) Estábamos a 50 metros de la Iglesia y ver la cúpula iluminada desde allí mismo prometía.

casa-mosta

nuestra casa

Primeras impresiones…

Dione y Marisol son encantadores. Nos enseñaron la casa, nos explicaron un montón de cosas en inglés y en italiano. Era una situación muy graciosa. Nosotros les hablábamos en español y un poco de inglés. Ellos nos entendían y nos contestaban en italiano o inglés…y nos entendimos perfectamente. La casa es incluso mejor de lo que ya habíamos visto en Airbnb. Tiene mucha personalidad. Esta llena de objetos antiguos y otros típicos malteses.

casa-mosta-museo

como un museo

La habitación silenciosa, cómoda, limpia…todo perfecto. Cuando acabaron de explicarnos todo lo necesario les preguntamos donde podíamos ir a cenar o a comprar comida. Como sabían que llegábamos tarde nos habían preparado una cenita en la terraza. Si es que son un amor de personas. Unos anfitriones de lujo.

cena-sorpresa

cena sorpresa

Probamos unos deliciosos pastizzis que son unos pasteles de fino hojaldre salado y muy crujiente que van rellenos de algo similar al requesón, o de pasta de guisantes. Y un plato de lentejas y pasta con toque de canela que estaba rebueno. Para rematar nos encendieron velas en los candelabros. Fue perfecto. Cuando estábamos acabando de cenar se unieron a nosotros para charlar sobre nuestro plan de visitas. Marisol es guía turística por su cuenta y nos ayudo mucho con información adicional como aparcamientos baratos, lugares que no podíamos perdernos, como evitar algún atasco…etc

Pequeño paseo antes de irnos a dormir

No podíamos irnos a dormir sin acercarnos a ver la iglesia. Estábamos cansados, ya estaba todo cerrado y no había un alma por la calle. Era el momento perfecto para disfrutarla desde un banco de la plaza.

rotunda-mosta

La Rotunda

La iglesia de Mosta es la Iglesia de la Asunción. También llamada la Rotunda de Mosta. Es la tercer cúpula mas grande de Europa ( que para estar en un pueblo imaginaros la proporción).

Por fuera es impresionante, grandisima. Esta en un plaza donde encontraras también las típicas cabinas rojas inglesas. (A la mañana siguiente entramos para verla por dentro nos recordó mucho al Panteón de Roma por su preciosa cúpula. Pero realmente es mucho mas colorida y luminosa. En la sacristía tienen expuesta una replica de la “bomba” que según cuentan entró en la iglesia a través de la abertura de la cúpula y no explotó. Podéis imaginar gracias a quien no lo hizo. Para entrar a esta iglesia católica hay que taparse hombros y piernas. Allí mismo os dejan unos pañuelos para poder entrar. Es algo muy común en todas las iglesias de allí)

Continuamos con el paseo y vimos que justo a la izquierda había una gran parada de autobús que comunica con todos los puntos de la isla. Unos metros mas allá esta la gasolinera en la calle principal. Fichamos que la mejor pastizzeria esta justo enfrente de la iglesia. Y en nuestra misma calle localizamos un minisuper con bebidas, helados y snacks. Estaba todo a mano.

paseo-mosta

durante el paseo

Ahora que ya nos familiarizamos con el entorno ya podíamos ir a dormir. Por cierto dormimos como niños. La cama era tan cómoda como parecía.

Estamos preparando un vídeo de este viaje donde podrás ver lo especial que es la casa. Sin duda la recomendamos al máximo.

Día 2 en Malta. Nos vamos a la Capital… Seguir leyendo

 

 

Comparte con tus amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *