Nuestra primera noche en Marrakech

Si ya has leído el post que resume este viaje y da mucha info práctica y el minipost que le dedicamos al Riad que elegimos ya estas al corriente de que Marrakech nos enamoró desde que pusimos los pies en la Medina. (Si aún no lo has leído te lo recomendamos para que sepas por donde van a ir los tiros)

Comenzamos hablando del traslado aeropuerto-riad…

Llegamos a las 19.00 y tras cruzar  media  pista  andando llegamos al control de pasaportes. Aplicando  la ley de Murphy (que seguro muchos conocéis), siempre  llevo un bolígrafo para rellenar formularios menos en este viaje. Lo dejé por olvido en casa.  Así que la primera cola fue para conseguir algo con que escribir y rellenar el impreso de aduanas. Es obligatorio para todo el mundo.
Una vez en el control  en 5 minutos ya estábamos listos. Seguido sacamos dinero en el cajero automático  del aeropuerto. Lo podéis encontrar a la derecha de la puerta principal, en el hall. Así ya dispones de efectivo para el taxi o lo que necesites.

Salimos al exterior donde Mr Mustafa nos esperaba  cartel en mano para llevarnos  en su cochazo al Riad. El transfer del aeropuerto al riad lo contratamos directamente con nuestro alojamiento. Ellos tienen un conductor habitual para estos traslados. Pero cierto es que todas las empresas transfer tienen el mismo precio y son muy similares. El trayecto cuesta 7 euros por persona.

En la puerta del aeropuerto hay un centenar de taxistas gritándote para que te subas con ellos y suelen dar precios excesivos que por mucho que regatees siguen siendo caros. Lo mejor si quieres ir en taxi es que camines hasta la salida del parking del aeropuerto. Allí encontraras mas taxistas que parten de precios mas bajos. Aun así estamos hablando de cantidades pequeñas y por eso nosotros optamos por el transfer privado.

No obstante os dejo aquí el teléfono de un taxista que nosotros conocimos días después. Es muy majo, conduce bien y no es nada pesado en cuanto al regateo, eso sí, solo habla francés o árabe. Pero enseguida saca un boli y un papel y se entiende contigo. Su nombre es Soufiane 212-603-90-18-10 y ese su móvil.

En uno de los trayectos en taxi.


Llegamos a la Medina…

Una vez nos acercó todo lo posible a nuestro  Riad llamó a Karim. Digo todo lo posible porque la Medina tiene callejones tan estrechos que esta prohibido el acceso a vehículos de 4 ruedas. Puedes cruzarte con motos, caballos, burros, motocarros…etc pero coches ninguno.

una calle cualquiera de la Medina

Karim es el  recepcionista del Riad  y en 2 minutos se presentó  allí  para  acompañarnos. Cuando llegamos al Riad Karim nos invitó a sentarnos  en el patio, nos ofreció  un rico té de menta y nos señaló en un mapa  cada uno de los puntos de interés  de la ciudad. Así como precios  orientativos de taxi, horarios ideales para el Zoco…etc.

primer vistazo del Riad

Por supuesto  nos ofreció un dossier cargado  de excursiones, una experiencia de relax en un Hamman y la carta del restaurante del Riad. Escuchamos todos sus consejos y recomendaciones, pero teníamos claro que no íbamos a hacer ninguna excursión, así como el hamman al que queríamos ir. No obstante por si os interesa, el precio de las excursiones partía de 35€ por persona por rutas que te ocupan todo el día. Si tenéis tiempo de sobra es una opción, nosotros no queríamos andar a la carrera esta vez.


Cena espectáculo tradicional…

Después de hacer el check in y acomodar nuestras  mochilas  en la preciosa  habitación  nos fuimos directos a cenar.
Nuestro Riad está muy cerca del Restaurante- espectáculo Dar Essalam. Al llegar leímos la carta en español  que  hay en la puerta (disponible en árabe, francés e inglés) y pese a que los precios eran super  europeos decidimos probar suerte. Pronto comprendimos que merece cada uno de los dirhams que pagas.

Dar Essalam es un restaurante antiguo con mucha historia. Personajes como Winston Churchill, Charles Trenet y Alfred Hitchcock disfrutaron  de su cocina marroquí y del espectáculo tradicional con canciones y danzas orientales.

Una de las salas del restaurante data del siglo XVII. La arquitectura del restaurante destacan tanto por su gran nivel de arte islámico como por la riqueza de sus techos y puertas. Os sonará  si sois fans de Alfred Hitchcock porque aquí  se filmó la película  «El hombre que sabía demasiado»

Pasamos una noche muy agradable. El lugar  es precioso, muy tradicional  en cuanto a decoración y a gastronomía. Angela tomó un plato de cuscús con 7 verduras y cordero.

son platos enormes

Jose pidió  un menú completo y eligió  de entrante 6 tipos de ensalada marroquí (eran  platitos de postre con diferentes sabores, uno lentejas, otro mermelada de fresa y canela, otro confitura de pimiento y tomate…se come mojando el pan en ello).

 estas eran las ensaladas marroquís

De segundo pollo a la brasa, de postre una cesta de fruta y por último un té  con menta y pastas marroquís.

Bueno pues sin decirles nada ellos mismos dispusieron los cubiertos para que compartiésemos  el menú  de Jose. Así que por el precio  de un menú  y un plato único comimos los 2 un poco de todo  y sobró. Os dejo una foto de la carta con los precios para que sepáis  como era.

Solo decir que todo estaba tremendamente bueno. Los camareros fueron muy amables y hablaban un poco de español. La música  en directo ambientaba de maravilla sin ser agobiante. Acabamos intentando mover el fleco del gorro con el mismo arte que aquel músico, pero ciertamente  es muy difícil. La cena espectáculo nos costó 490 dirhams. Para la próxima solo pediremos 2 platos únicos, es mas que suficiente.

se ve borroso porque estábamos girando la cabeza


Al salir ya eran casi las 00.30. Estábamos cansados y solo nos cruzábamos con gatitos  así que pusimos punto y final a nuestra primera  noche en Marrakech.

ni un alma por las calles

A la mañana siguiente Karim nos sorprendió conseguir leyendo 

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *