Qué ver en Efeso en medio día

Nuestro barco estaba atracado en el puerto de Kusadasi (Turquía). Después de dar un paseo por el pueblo nos dirigimos a coger el autobús. Este nos llevaría a ver las ruinas de Éfeso. Estan situadas a 19km y han sido nombradas Patrimonio de la Humanidad. 

 efeso-ruinas-biblioteca-celso

ruinas biblioteca Celso

El autobús en realidad no es un bus. Es una furgoneta pequeña donde entramos unas 12 personas. La parada se reconoce porque es una señal como la de parking que tiene la “P”. Pero en lugar de esa letra tiene la “D” de  dolmus que es como se dice allí autobús.

Cogimos 2 buses. El primero era la linea número 5, compramos el billete simple 1€. (No es necesario cambiar a liras turcas porque aceptan euros sin problemas). Le dijimos al conductor que queríamos ir a Selcuk. En 5 minutos el propio chófer nos indico que bajásemos y esperásemos por el siguiente autobús. ( Trae escrito claramente Selcuk en el capo.)

bus-ruinas-efeso

autobús que nos llevo a las ruinas arqueologicas

Nos subimos y pagamos 2,5€ cada uno. Después de 20 minutos por una autopista  la furgoneta se paro en la cuneta. Nos bajamos casi todos y aunque no había ningún tipo de señal que un turista pudiera leer hicimos algo que suele funcionar casi siempre, seguir a la mayoría. Tambien hacer caso omiso a los quinientos mil taxistas que aparecieron para decirnos que aun quedaba mucho camino.

Nos adentramos por una carretera de tierra  y después de unos 500 metros llegamos a un cruce. Hacia la derecha es por donde iban los coches, y de frente por donde caminaba todo el mundo. Así que una vez mas los seguimos y llegamos por fin a las taquillas. Pagamos con tarjeta las entradas que fueron 25 liras turcas. Mapa en mano comenzamos a explorar.

Pese a que estas ruinas todavía no han sido excavadas al 100%, cualquiera puede darse cuenta de lo grandioso que fue aquel lugar en la antigüedad. Son unas ruinas fáciles de ver, en general todo se distribuye a ambos lados de dos calles principales. El suelo es de tierra con piedras, hay mucho polvo, hay cuestas, desniveles, y nada de sombra

Entramos por la Vía Arcadia que es una calle con columnas a los lados y suelo de mármol donde en la época romana había tiendas y galerías comerciales. Es una pena que no quede ninguna ruina de ellas. Esta vía unía el puerto con la ciudad, y es que en la antigüedad el mar llegaba hasta Éfeso.

Al final de esta vía, esta el Gran Teatro romano que es gigantesco. Fue el mas grande de su época.

teatro-romano-efeso

gran teatro romano

Continuamos andando hacia  la Vía de Mármol, que como su nombre indica el suelo esta cubierto de losas de mármol. Esta gran calle unía la Biblioteca de Celso con el Templo de Artemisa. En uno de los  extremos esta la zona del Agora comercial. Solo tiene unas cuantas columnas en pie conseguimos apreciar lo grande fue en su día.

De repente apareció  la fachada de la Biblioteca de Celso, es lo que más nos impresiono porque esta en un excelente estado de conservación. Justo al lado, la Puerta de Mazeo y Mitridates también en muy buenas condiciones.

 efeso-ruinas-biblioteca-celso

ruinas biblioteca Celso

A continuación seguimos por la Vía de los Curetos. Es como llamaban a los sacerdotes que mantenían el fuego encendido en lo que serian los ayuntamientos de la época.

puerta-hercules-efeso

puerta de Hercules

A ambos lados de esta calle es donde se concentran casi todas las ruinas. A nosotros lo que más nos llamo la atención fue:

  • El suelo de mosaicos que se conservan muy bien.
  • Las letrinas y baños públicos
  • El Templo de Adriano
  • La fuente de Trajano
  • La Puerta de Hércules
  • El Odeón que es otro anfiteatro.
  • Mirador panorámico

    odeon-efeso

    zona del Odeon

Llegados a este punto comenzamos la retirada. Eran las 17.00 había un calor horroroso, fuego puro saliendo del suelo. Además de una masificación de gente que en algunos puntos de paso estrecho era agobiante.(Si tenéis oportunidad de escoger entre un día nublado y uno de sol, no dudéis, ir el nublado.  Y temprano mejor para evitar el turismo en masa)

Nunca habíamos visto tantos japoneses y chinos juntos. Cámara en mano, con sus mascarillas, sus faldas por encima de los pantalones, sandalias con calcetines, vestidos de tirantes sobre camisetas de manga larga…etc. Nosotros dos en bermudas,camisetas y chanclas y sudando la gota gorda, no conseguíamos entender como lo soportaban.

La visita nos llevo 4 horas. Hubo algún punto donde no nos paramos demasiado, porque había que invertir demasiado tiempo para conseguir averiguar como seria originalmente los edificios.

Al igual que la fachada de la biblioteca, las puertas y el templo de Adriano estaban en muy buen estado, había otras zonas que ni con el mapa conseguíamos imaginar como serian.

Cuando salimos por la puerta de la taquilla por la que habíamos entrado, ya eran las 17,40. Para volver a Kusadasi tan solo hicimos lo mismo que por la mañana pero al revés.

Paramos a hacer algunas compras en el Bazar, y regresamos cansadisimos a nuestro barco pero muy contentos.

¡¡No os perdáis el video resumen para ve mas fotos!!

continuar leyendo la ruta del crucero…

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *