Riad en Marrakech recomendado

¿Cómo sabes si un alojamiento es recomendable al 100%? Te das cuenta cuando a la vuelta solo sueñas con volver a estar allí. Nosotros soñamos con volver a sentarnos en ese patio a escuchar la música de fondo y el sonido del agua de la fuente. Soñamos con volver a dormir la siesta en la hamaca de la azotea. Soñamos con volver a desayunar como auténticos Reyes.

Muchas personas nos han preguntado qué es un Riad…

Los Riads eran las antiguas casas de los mercaderes de la Medina o casco viejo que en plena década de los 80 aprovechando el boom turístico decidieron transformar en hoteles. Los nuevos propietarios de esas casonas eran sobre todo europeos. La arquitectura se caracteriza porque tras una fachada discreta se esconden casas grandes y se distribuyen en torno a un gran patio donde se ubican las fuentes o piscinas. Como mucho suelen tener 2-3 plantas y una azotea. Y las habitaciones raramente superan la decena. Si conocéis las casas andaluzas seguro que os podéis hacer una idea bastante aproximada. El trato que dan en un Riad  tiene notas europeas (por el origen de los nuevos dueños) pese a que suelen estar decorados al mas puro estilo marroquí.

¿Solo hay Riads?

No, también hay hoteles. Solo que las estrellas que los califican no se corresponden con el baremo habitual español. Cuando encuentras un hotel **** en Marrakech es casi como un Hotel*** en España.


Nuestro elegido fue…

Nos decantamos por el Riad Bleu du Sud dentro de la Medina y sin duda fue un acierto total. Lo reservamos a través de la web de booking fiándonos de las recomendaciones que leímos sobre él. Pudimos comprobar que nadie mentía, todo fue perfecto. Desde Karim el recepcionista que nos trató como si nos conociera de toda la vida, mimandonos cada mañana. La decoración tradicional marroquí que predominaba en toda la casa con sumo gusto.

La tranquilidad del patio central con sus plantas y la fuente que nada tiene que envidiar a un oasis. Y lo que mas nos maravilló los ¡¡¡DESAYUNOS!!! Cada día nos sorprendían con un desayuno abundante y variado en el patio.

Desde las tostadas con manteca y mermelada, a pastelitos marroquís con dátiles, yogur, huevos, zumos y tés tremendamente ricos. Karim consiguió algo que mi madre me repitió durante años, que comiera despacio. Disfrutamos cada uno de los desayunos como nunca y no se vosotros, pero yo así ya empiezo bien el día sí o sí.

Ademas el Riad Bleu du Sud esta muy bien ubicado. En menos de 10 minutos a pie llegábamos a la plaza Yamaa el Fna.  Doce minutos al Zoco. Y 20 a la Madrasa. Y en la otra dirección llegábamos en 3 minutos al Palacio Bahía, y en 6 al Palacio del Badi. Hay un cajero y una casa de cambio a 2 minutos.

La puerta a la Medina donde te deja el taxi esta a menos de 60 metros y tan solo hay que desviarse una vez de la calle principal. Nada de andar perdidos por callejuelas, fue todo muy fácil. Además el Gps acertó a la primera con la ubicación.

El Riad es pequeño solo 3 alturas. Tiene 6 habitaciones y la nuestra en la planta baja era una de las mas pequeñas pero también de las mas coquetas. Elegimos esta al reservar después de ver las fotos y nos encantó. La cama era dura y grande, que parece una tontería pero para nosotros es esencial que la cama sea dura, sino no descansamos.

Y el baño era tan bonito. Los muebles, las puertas y las ventanas estaban pintadas a mano y el lavamanos de plata era de un artesano local.

En resumidas cuentas, si vais a Marrakech os recomendamos alojaros en nuestro mismo Riad, es mas, nosotros repetiremos seguro. No os contamos mas para que sean los propios detalles los que os sorprendan si vais vosotros.¡¡ Eso sí los que vayáis contadnos que os ha parecido!!

Ahora no te pierdas todo lo que vimos en los 5 días que estuvimos en esta bella ciudadseguir leyendo

 o empieza por el principio leyendo el post del presupuesto e información practica de este viaje.

 

Comparte con tus amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *