Qué ver en Croacia y Bosnia en 10 días

croacia-bosnia-viajeSi vas a recorrer  Croacia y sus islas este verano en coche, y además te gustaría visitar Bosnia el país vecino este es tu diario. En 10 días hicimos este road trip y recorrimos 1600km. Visitamos las ciudades de Zadar, Split, Mostar, Dubrovnik. Pueblos y playas increíbles en Ston, Hvar,  Sibenik, Omis, Slano, Mlini, Srebreno, Orebic, Trstenic. Y los espectaculares parques nacionales de Plitvice, Krka, y Kravica con sus lagos y cascadas.

En este diario te lo  contamos todo y ademas os desvelamos un lugar “top secret” ¿Quieres saber cual es?

Itinerario completo

Día 1- Aterrizamos en Dubrovnik, recogimos coche de alquiler, y fuimos hacia el norte. Noche en Zadar.

Día2– Parque nacional Lagos de Plitvice y Zadar. Noche en Zadar.

Día3– Parque nacional de Krka, Sibenik y Split. Noche en Split

Día4– Isla de Hvar y pueblo de Omis. Noche en Split

Día 5– Bosnia Herzegovina ( parque natural de Kravica y Mostar) Noche  en Srebreno ( Croacia)

Día 6– Srebreno, Mlini y Dubrovnik. Noche en Srebreno

Día 7– Srebreno, Mlini y Dubrovnik. Noche en Srebreno

Día 8– Ston, Orebic y punto “top secret”. Noche en Srebreno

Día 9– Veliki Zal y Slano. Noche en Srebreno

Día 10– Mañana en Kupari y regreso al aeropuerto de Dubrovnik. Vuelta a casa.

Diario del viaje por Croacia

Día 1 del Road trip por Croacia y Bosnia

Hoy nos desplazamos a Zadar y visitamos el casco antiguo.

Llegamos al aeropuerto de Cilipi en Dubrovnic a las 12.30. No facturamos maletas era solo salir y encontrarnos con el responsable de la empresa de alquiler de  coches. Hubo un contratiempo según la compañía de alquiler ” sin importancia”. Nuestro coche que supuestamente era un vw UP o similar ( osea un coche pequeño y  moderno) resultó ser un  fiat seichento.( Diminuto y del año la polca, sucio, y con menos prestaciones que lo que teníamos contratado). Para mas inri no conseguimos arrancarlo.

Llamamos otra vez a la compañía de alquiler. Después de esperar 40 minutos aparecen con unas pinzas y lo arrancan y nos dicen que seguramente el cliente anterior se dejaría las luces puestas. Angela no se fiaba. A parte  nos parecía mal haber pagado por un coche más moderno con elementos de seguridad y tener que quedarnos con ese coche sin aire acondicionado y sin airbags. Así que pidió que le cambiaran el coche.  Después de mucho discutir nos dicen que no  tenían coche de sustitución para darnos en ese momento.  Porque  aún no lo  habían entregado. No estábamos conformes pero por no perder mas tiempo nos pusimos rumbo a Zadar.( Ya llevábamos casi 2 horas perdidas) .

Elegimos alejarnos al máximo el día de la llegada, e ir aproximándonos al aeropuerto otra vez a medida que transcurrían los días. Parece que meterse del tirón 366km duele menos con la euforia del primer día que al revés. O eso solemos pensar.

Pues bien, cuando llevábamos 30 minutos conduciendo empezamos a pensar que si era la batería ya debería estar cargada y arrancar bien. Pero aunque no somos mecánicos también sabíamos que podría estar dañada. Llegar a nuestro destino sin problemas pero al intentar arrancar encontrarnos con que no lo hiciera. Decidimos pararnos en el arcén y parar el coche. Menos mal que lo hicimos, porque no arrancó. Volvimos a llamar a la compañía de alquiler. Tras 2 horas esperando bajo el sol abrasador en el coche sin aire acondicionado, y con la esperanza de que aparecieran con otro coche de sustitución, apareció un hombre en una moto. Sacó una batería, la cambio y nos dijo, hasta luego.

Optamos por hacer fotos del coche, del momento y de la hora. (Que ya eran casi las 17 y no habíamos comido siquiera). Lo guardamos todo para hacer una reclamación formal a la compañía. Esto no se iba a quedar así.

Seguimos nuestro camino. Avisamos al dueño del apartamento de que llevábamos un retraso de 4 horas respecto a la hora de llegada por el  problema con el coche y muy amablemente nos dijo que no había ningún inconveniente. Que estuviéramos tranquilos.

Llegamos al alojamiento a las 20,30 de la noche. Íbamos de mal humor. Pero aquel hombre con pintas de abuelito, que hablaba medio en croata medio en español porque veraneaba con su mujer en Benidorm fue tan amable, y tan atento que se nos paso el enfado enseguida.

Estos apartamentos se llaman Ivanka.  Están en  Borik un barrio a 2,5km del centro de Zadar. Es una zona tranquila, residencial. No son coquetos ni modernos, pero estaba todo muy limpio. Había de todo en la cocina, y la cama era muy cómoda. Además lo reservamos a través de la pagina web de Booking a muy buen  precio. Nos enseño como era el apartamento, la zona del jardín donde podíamos desayunar, la zona de barbacoa, las plantas que tenía, nos lo enseño todo. Le preguntamos si había algún supermercado cerca porque aún no habíamos comido nada y sacó una cesta y nos metió fruta de su jardín. Que por cierto estaba buenísima.

Sin perder tiempo nos dirigimos al super que nos recomendó. Era un Plodine. Estaba a 1km, fuimos en coche porque íbamos a comprar bastantes cosas para abastecernos. En general los precios de los productos en los supermercados son como en España.

Volvimos al apartamento, hicimos la cena  y la comida del día siguiente, y nos escapamos hasta el centro de Zadar a dar un paseito.

roadtrip-zadar-catedral

La catedral de Zadar

Aparcamos junto al muelle en una zona de pago, era como la zona azul de España, solo que no fuimos capaces a entender la máquina expendedora porque solo estaba escrita en Croata, y nos fijamos y no vimos ningún coche con ticket ni nada que evidenciara quien había usado la máquina y quien no. Así que allí lo dejamos un poco recelosos. Como era sábado, había bastante gente de paseo y por las terrazas. Nosotros sin saber muy bien a donde íbamos caminamos por una calle ancha que nos llevo al otro extremo, donde se encuentra el órgano de mar y el espectáculo de luces.

roadtrip-zadar-organo

Zona de órgano de mar y espectáculo de luces

Fue muy divertido ver como se iluminaba todo en diferentes colores sin seguir ninguna lógica, había muchos niños intentando pisar las luces que se iban encendiendo antes de que se apagaran de nuevo. El órgano de mar es una maravilla, nos sentamos en uno de los escalones y nos relajamos. Deberían hacerlos en todos los muelles, es super agradable mirar como se mece el mar y tras romper  la ola contra el muro oír las suaves melodías que salen del órgano.

Había sido un día largo, de mucha tensión y al día siguiente íbamos a madrugar bastante, así que nos pareció un buen momento para regresar al apartamento y descansar.

Podéis seguir leyendo que hicimos al día siguiente en El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, o volver itinerario general.


 Mapas turísticos

mapa-Dubrovnik

mapa Dubrovnik

mapa-Split

mapa Split

mapa-Zadar

mapa Zadar

Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales y ayúdanos a crecer
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

2 pensamientos en “Qué ver en Croacia y Bosnia en 10 días

  1. Buenas tardes,queremos ir este verano a Croacia,en que fecha fuisteis vosotros? Y otra cosita con que agencia reservasteis el coche?lo digo para no reservar con ellos,pues te pasa algo así y no veas como te fastidian el día.

    • Hola Marina, nosotros fuimos a Croacia en Agosto a mediados. Ya veis que en general tuvimos mala suerte con el tiempo. Nos decían que hacía años que no vivían una tormenta así. Y la compañia del coche te la digo en unas horas porque no estamos en casa y no quiero meter la pata. ¡¡Gracias por leernos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *