Ruta por Cudillero y Cabo Vidio

En este post vamos a ser turistas en nuestra propia región. Nos vamos de ruta  por el pintoresco pueblo de Cudillero. Uno de los principales reclamos turísticos  del Principado de Asturias. 

Cudillero es un pueblo marinero de la costa asturiana. Famoso por las casas  de colores que se cuelgan en la montaña y forman un anfiteatro. Es un pueblo pesquero de arraigadas tradiciones como la del curadillo (dejar secar unos peces parientes de los tiburones a la puerta de las casas). Además de que hablan su propio idioma, el Pixueto.


Cómo llegar  a Cudillero y dónde aparcar…

Si te desplazas en coche puedes llegar por la autopista A8 o por la carretera nacional N-632. El Gps llega sin problemas, y si solo sigues las señales de la carretera llegarás bien igualmente. Si vas en coche dirígete al aparcamiento municipal gratuito situado en la zona del muelle, o al que se encuentra junto a la calle Juan Antonio Bravo. A nosotros nos gusta mas el del muelle.

En tren también es posible llegar ya que hay estación en el pueblo. El tren regional R-1 que une Ferrol y Asturias para en él una media de 15 veces al día. Hay trenes de cercanías procedentes de Gijón y Oviedo. Dependiendo del destino puede que sea necesario hacer un transbordo en Pravia.

Taxi y transporte privado. Nosotros conocemos a un taxista de confianza que conduce muy bien. puedes llamarle al 672034980, o mandarle un email a garciagarciajuancar@gmail.com

Por último en autocar también puedes desplazarte a este pueblín. Alsa  opera desde las principales ciudades asturianas y  tiene parada en  la Calle Juan Antonio Bravo,n3 de Cudillero. Aproximadamente el viaje son 6€ por persona y trayecto. Si necesitas comprar billetes de autobús recuerda que desde hace poco colaboramos con Movelia y ofrece los mejores precios del mercado.


Qué ver en Cudillero…

Vamos a contar todo lo que vimos teniendo en cuenta que partimos desde el parking del muelle. Como es un pueblo pequeño las distancias son mínimas y se recorre fácilmente a no ser que quieras subir a la atalaya. Hay que subir muchos escalones y varias cuestas pero merece la pena totalmente.

Puerto deportivo y Puerto viejo. Es lo primero que nos encontramos nada mas bajar del coche. Un paseo marítimo desde donde puedes ver los barcos amarrados, los talleres, almacenes y todo lo que necesitan los marineros para trabajar. Entre las 15h y las 19h puedes ver como entran en barca los pescadores al final de su día de trabajo.

En la montaña encontramos la desembocadura del río Piñera, y junto a él una gruta. Es un pasadizo secreto de unos 700 metros de largo que cruza la montaña y sale cerca de la Capilla del Humilladero. En algunas ocasiones se cierra si hay desprendimientos, tenlo en cuenta.

Seguimos caminando hasta llegar a una plaza peatonal. La reconoceréis porque tiene varias banderas ondeando al aire. Las vistas desde ese punto son muy bonitas. A escasos metros esta el edificio de la policía local y la oficina de turismo.

Al salir de la oficina cruzamos por la pasarela peatonal sobre el agua y llegamos a la zona del puerto viejo. Comenzó a construirse en el 1778 y estuvo operativo durante 200 años. Fijaros en la rampa y las escaleras, se ve como están destrozadas  por los golpes de mar. Una vez allí tienes 2 opciones. La primera es bordear el agua siguiendo el camino que llega al faro, y la segunda es seguir recto y entrar al pueblo. Nosotros recomendamos esta última para hacer el recorrido mas fácil. Si sigues leyendo te darás cuenta dentro de poco del por qué.

Centro de Cudillero…

A escasos metros del Puerto Viejo te encuentras con la Plaza de la Marina. Por el camino veras un monumento a la Mina y la Mar y un precioso mural de azulejo llamado “El Pescador” obra de Jesus Casaús.  Representa una familia de pescadores en el pueblo. Debajo hay un código QR que lleva a una página de enlace con información del pueblo.

Sin darte cuenta estas en  el centro del anfiteatro que forman las casas colgantes en la montaña. Es la base del conjunto histórico artístico de Cudillero. Llena de terrazas, restaurantes y tiendas de recuerdos. Son edificios preciosos. En un extremo esta la antigua Lonja que hoy en día es un restaurante. Nuestro consejo es que te sientes a tomar algo y disfrutes de las vistas.

Desde esta plaza veras parte del Ayuntamiento y de la Iglesia de San Pedro. Esta iglesia es de estilo gótico y tiene muchas tallas barrocas dentro. Como curiosidad que sepas que fue el Gremio de Mareantes el que pago su construcción en el siglo XVI. Puedes acceder a la plaza del Ayuntamiento subiendo unas escaleras que hay junto al mural. Fijate en las casas al pasar por el pasaje que se forma. Si bajas por el otro extremo de la pequeña plaza vuelves a salir muy cerca de la lonja.

En este punto puedes elegir entre 3 posibles rutas que parten de allí. El recorrido de la espera Ruta 1 (señalizado en el suelo por un velero rojo) que une diferentes miradores desde donde las familias esperaban ver aparecer a los marineros. La ruta de los barrios pesqueros Ruta 2 (seguir un ancla verde) os llevara por la parte mas alta del anfiteatro y las vistas garantizamos que son alucinantes. Y por último la Ronda de los vigias Ruta 3 (una ballena azul). Esta ruta es la mas cansada porque es la que lleva a la atalaya que se encuentra en la zona mas alta del pueblo. Por si no lo sabéis en todos los pueblos balleneros había una atalaya. Es un mirador desde donde se hacían guardias para avistar ballenas cerca de la costa.

Como el pueblo es pequeño es fácil pasar por puntos en los que se cruzan las diferentes rutas. De hecho, nosotros hicimos un mix entre la ruta 2 y la 3.

Nuestra ruta…

De la plaza de la Marina partimos siguiendo las indicaciones de la Ruta 2. No busques señales verticales, viene señalizado en el suelo con un ancla verde. Subimos por la calle San Jose tranquilamente. El último tramo es un poco mas empinado pero nada del otro mundo. Pasamos por la calle Cimadevilla. Mas o menos el camino lo delimita una valla azul  es fácil seguirlo. Nada mas pasar la casa rural de La Casa del Pintor nos desviamos unos metros por el camino de la izquierda que nos llevo a la Fuenti ´l Cantu.

 En este lugar cada 1 de Julio se celebra el Bautizo Pixuetu. Todos los que se sientan de Cudillero de corazón aunque no de nacimiento pueden bautizarse ese día con el agua de la fuente y pasar a ser uno mas del pueblo.

Después deshicimos el camino andado hasta la casa rural y seguimos. Nos encontramos en el Mirador de Cimadevilla.  Yo creo que desde allí se divisan las mejores vistas del pueblo.

Continuando por esta calle llegamos a un punto que se cruza la ruta 2 y la 3. Aquí hicimos el cambio de ruta. Ahora vamos a seguir las indicaciones de la ballena azul, osea la ruta 3, la de los vigías. Subimos otra cuestina hasta el Mirador de la Atalaya. Si te pones por delante del cartel informativo al borde del acantilado veras el precioso Faro. Las vistas una vez mas no defraudan.

Estamos en el punto mas alto. Ahora es mas fácil solo es bajar. Continuamos la ruta azul por unas escaleras que nos lleva al Mirador de la Garita. Realmente hace años las vistas desde la garita eran muy buenas, pero las escaleras de metal están corroídas y no es aconsejable subir.  Seguimos bajando escaleras y nos metemos entre las casas otra vez. Vuelve a cruzarse la ruta 2 y la 3. Y volvemos a cambiar de ruta, ahora seguimos de nuevo la ruta 2, el ancla verde.

Llegamos al mirador de la Estrecha y por último aparecemos en el Puerto Viejo.  Desde allí caminamos bordeando el agua en dirección al faro. Se encuentra en la Punta de la Rebollera. Para ir al faro se va por una pasarela que bordea el acantilado. A nosotros nos parece mas bonito visto desde lejos, porque al final hay una valla y no puedes pasar. El faro se construyo en el 1858 pero hasta ese año eran las mujeres de los pescadores las que hacían hogueras para señalar la costa.

Retrocedimos el camino andado hasta el coche y decidimos salir por el lado opuesto del pueblo. Hicimos una breve parada en la Capilla del Humilladero. Se llama así porque es donde llevaban a los presos antes de ajusticiarlos y es el edificio mas antiguo de la villa de Cudillero construido en el siglo XIII.


Comer en Cudillero…

Nosotros aprovechando que estábamos en un pueblo pesquero y que somos de buen comer fuimos directos a Casa Julio. En plena plaza de la Marina. Lo veras bien porque esta al lado opuesto de las terrazas, en plena curva. Hubo suerte y comimos en una de las pocas mesas que tienen bajo el pórtico.

Pedimos unas rabas de calamar, una parrillada de mariscos que llevaba almejas, langostinos, zamburiñas, navajas y mejillones, postres, 2 vinos y cafés. A los cafés nos invitaron y la cuenta fue de 58€. Ni que decir que estaba todo tremendamente rico y que atienden muy bien. Así que recomendable.


Llegamos a Cabo Vidio…

Hace años que no pisábamos este lugar. Casi se nos había olvidado lo increíble que es. Es conocido por ser paisaje protegido de la costa occidental. Es un paraíso para los amantes de la fotografía. Se extiende hasta la playa de la Ballota.

A Cabo Vidio se llega por Oviñana. Es el pueblo donde se encuentra. En este cabo encontraras un Faro que en pleno verano tiene un chiringuito diminuto y un foodtruck. Se construyo en 1950. Bordeando el faro en el sentido de las agujas del reloj disfrutaras de unas vistas espectaculares. El coche se deja allí mismo en una explanada.

Bien es cierto que el punto mas sobresaliente de la región es el Cabo Peñas, pero como es tan ancho no da sensación de estar mar adentro. En Cabo Vidio sí que te da la sensación de estar en el centro de una circunferencia. Es de los pocos lugares donde si miras al horizonte aprecias la linea curva de la tierra y no una raya recta como se ve habitualmente.

Cuando estas detrás del faro puedes ver los acantilados de 100 metros de corte recto vertical. Impresiona mucho arrimarse al borde. Carece de valla,¡así que nada de niños solos por favor!.

Nosotros gozamos además de la compañía de unos invitados de excepción. Esto es lo que tiene vivir en el paraíso.


Espero que os haya gustado esta pequeña ruta fácil de realizar en un solo día y que os invito a ampliar visitando:

  • El Valle de Faedo que es un bosque de castaños y robles precioso con ríos y cascadas ( si venís en pleno otoño los colores rojizos son una maravilla)
  • Visitar  Brañaseca que es parte de las Brañas Vaqueiras. Allí las raíces y costumbres de la ganadería trashumante te trasportaran a otra época.
  • Recorrer parte de la N-632 parando en pueblitos como San Martín de Luiña, Novellana, Castañeras y ver las grandiosas casas de indianos y las casas mariñanas tradicionales con sus hórreos y sus paneras.
  • Pasar el día en la Playa del Silencio intentando encontrar el tesoro morisco que esta enterrado entre los cantos rodados.

Si vienes de visita a Asturias recuerda que también tenemos información de Llanes y sus alrededores. Así como de Torazo y Amandi, que aunque son menos turísticos no debes pasar sin verlos.

Nos vemos por La Tierrina

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *