Qué ver en Toledo en 3 días

Resumen de la organización de nuestro viaje  a Toledo

viaje-toledoPor nuestra cuenta: búsqueda de hotel, visitas a monumentos y lugares de interés.
Como medio de transporte usamos nuestro coche.
Realizamos un Free tour con una empresa local, una visita de pago por los subterráneos con otra empresa de la zona, y 3 visitas guiadas gratuitas con el patronato de turismo de Toledo. Estas visitas incluían las entradas de los monumentos que íbamos a visitar, por eso no mencionamos precios en ningún momento, no obstante, recomendamos la opción de comprarse
la pulsera turística de Toledo que por 9€ incluye entrada a 7 monumentos.

Itinerario completo

Día 1 Asturias -Madrid -Toledo.

Día 2 Completo en la ciudad.

Día 3 hasta las 15.00 en Toledo, despues regreso a Asturias.

Diario del viaje a Toledo

 

Día 1

Aprovechando que nuestra escapada comienza de Domingo, hicimos una parada en Madrid para disfrutar de una mañana en el rastro. Si a parte de los viajes os gusta la decoración, las antigüedades, los muebles… etc os recomiendo ir a pasar una mañana a Ribera de Curtidores, y perderos por las tiendas que hay en la calle principal el rastro.

Normalmente los establecimientos están abiertos hasta las 14.00 y nosotros estuvimos  hasta esa hora callejeando por los puestos y tiendas del mercadillo.

Ya era la hora de comer, y teníamos ganas desde hace tiempo de ir a comer al Mercado de la Ribera, en el numero 26. Un local amplio de 240m2, informal, actual, decorado con un estilo industrial, donde puedes encontrar platos típicos de muchas partes del mundo. Mientras uno pide pulpo a la gallega, otro puede pedir pasta italiana, una paella valenciana, o comida japonesa. Es un sitio curioso y original, la comida que probamos estaba rica, y a muy buen precio.(Si decidís ir, comprobar los horarios de apertura en su página de Facebook).

Almuerzo en Mercado de la Ribera

Después de reponer fuerzas, nos dirigimos a Toledo. Llegamos a las 16.30 de la tarde, fuimos directos al hotel.

Optamos por el  Hotel Cigarral Domenico 4* y nos gusto mucho. Es un hotel recomendable por varios motivos, primero esta todo impoluto en lo que  a limpieza se refiere. Segundo el restaurante ofrece una carta estupenda, y nuestra cena estaba riquísima, y tercero, las vistas panorámicas de la ciudad, esta situado en un entorno muy bonito. Si es cierto que al hotel no le vendría mal alguna mejora para actualizar las instalaciones.

Desde nuestra habitación observamos perfectamente el casco antiguo y los principales monumentos de la ciudad, ademas tuvimos la suerte de verlo iluminado al ser fin de semana.

Tras instalarnos en el hotel dejamos el coche en el parking gratuito municipal del paseo de la Rosa, seguimos la linea pintada en el suelo hacia las escaleras mecánicas nuevas y nos dirigimos a la oficina de turismo situada en los bajos del ayuntamiento.

(Resulta que buscando información previa al viaje leímos en la web del Patronato de turismo de Toledo que había excursiones gratuitas guiadas para conmemorar el  30 aniversario de la ciudad siendo patrimonio de la humanidad, y nos apuntamos a dos de las visitas).

Una vez estábamos en la oficina de turismo, una mujer muy amable nos dio un montón de información detallada sobre que podíamos visitar, horarios, precios…etc y nos apunto a una visita extra que yo no había visto en su web.

Seguimos sus consejos y nos dirigimos a la Catedral primada para visitarla, ya que al ser domingo y nosotros miembros de la U.E. teníamos un importante descuento, pese a que no incluía subir al campanario.

Vistas de la Catedral Primada desde el balcón del Ayuntamiendo

En la catedral a parte de seguir el folleto que explica detalladamente cada punto en el que te encuentras, puede verse una colección de pinturas de artistas como Bassano, Van Dyck, Goya, Rubens. Y en la capilla podéis ver la Custodia ( son muchas piecitas de plata bañada en oro que formas una única figura y que sacan una vez al año en procesión). Esta visita nos llevo como una hora y media.

A la salida ya era de noche y decidimos volver al hotel a descansar antes de cenar. La cena fue en el restaurante del hotel y una vez más os lo recomendamos. Nosotros cenamos el menú incluido en la opción de media pensión, y estaba todo muy bueno, además yo tengo intolerancias a ciertos productos y no tuvieron inconveniente en cambiarme un plato del menú.

Después de cenar subimos a la habitación a disfrutar de las vistas.

Volver itinerario

Día 2

El segundo día fue duro, pero mereció la pena. Lo exprimimos al máximo.

A las 10.00 empezaba la ruta gratuita guiada por el Ayuntamiento. Nuestra guía del Patronato de Turismo fue muy meticulosa a la hora de darnos datos, contarnos anécdotas y explicarnos los usos que se les da a cada sala. Nos enteramos por ejemplo de que el edificio fue hecho en veces por problemas de bancarrota, que tardaron casi 200 años , y que esta construido sobre las escribanías antiguas.

Ayuntamiento

Cuando terminamos nos dirigimos hacía el siguiente punto de encuentro y paseamos por el Parque de la Vega que estaba precioso con los arboles llenos de hojas amarillas.

Parque de la Vera precioso en otoño

Muy cerquita entramos en el restaurante Hacienda del Cardenal (que parece ser que es famoso porque va el  Rey a comer con sus amigos, pero nosotros fuimos para ver su patio que es de uso público ya que este hotel-restaurante esta levantado en un palacio toledano del s. XVIII)

Jardines de La Hacienda del Cardenal

A las 12.30 comenzó la segunda ruta gratuita que nos ofrecía el Patronato de turismo, y era para conocer las Puertas y la Muralla de la ciudad. Esta visita fue super original, una cosa es ver una muralla por fuera y otra caminar entre sus muros, que te cuenten como se defendían, donde encerraban a los prisioneros, y poder subir a los alto de cada puerta para ver una vez más los callejones y los patios que se ocultan tras  las casas.

Vistas desde la Muralla

 Vimos al detalle la Puerta de Bisagra, la de Alfonso VI,  la del Cambrón, y la del Vado. Esta última fue la que más nos sorprendió, resulta que esta enterrada  a 9 metros de profundidad. Justo en ese momento nos dimos cuenta de como cambio la ciudad y de que había millones de restos ocultos bajo el pavimento actual.

Puerta el Cambrón

Puerta del Vado parcialmente enterrada

Vistas desde Puerta de Bisagra

Al acabar la visita siguiendo el consejo de los vecinos del lugar fuimos a comer al restaurante  El Peñón el menú del día . Es un buen sitio, bien ubicado junto a la puerta del Vado, posiblemente hay sitios mas baratos, pero también mas alejados y no nos apetecía dar vueltas.

Después de comer teníamos tiempo y decidimos subir andando hasta el casco antiguo por la sinuosa cuesta en lugar de usar las escaleras mecánicas gratuitas. Son esas ideas brillantes que tienes de repente sin pensar y que cuando vas por la mitad de la cuesta te preguntas a ti mismo porque demonios se te vendría a la cabeza semejante ocurrencia.

Por fin llegamos a Zocodover, nos tomamos un par de cafés en el Café&Tapas que hay en la misma plaza  y a las 17.00 buscamos al chico del paraguas amarillo.

Samuel fue nuestro guía del Free tour contratado con Cuéntame Toledo. Fue de todas las visitas que hicimos la más informal, la más casera, era como si un amigo te estuviera enseñando su ciudad, eso sí, un amigo que sabe mucho.

Callejeando por Toledo

Sabía de todo, cotilleos, datos técnicos , fechas exactas , rumores, leyendas…etc. Creo que haciendo solo esta visita te vas de la ciudad sabiendo más cosas que los propios Toledanos. Hiper recomendable. Callejeamos desde Zocodover hasta la Judería y terminamos viendo el atardecer en el Monasterio de San Juan de los Reyes.

Atardecer desde Monasterio San Juan de los Reyes

De regreso Samuel nos acompaño charlando hasta la plaza de Zocodover otra vez, y es que allí empezaba la ultima visita del día, Subterráneos con la empresa Toledo, Cultura y Vino.

Esta excursión era de pago, unos 12€ por persona, y estuvimos 2 horas visitando los baños del Cenizal, las Termas Romanas de la casa del judio, y el pozo del Salvador, así como escuchando leyendas como la del pozo amargo. Nuestra guía fue encantadora, muy dulce, ideal para una ruta así. Explico a la perfección como funcionaban los baños romanos y los árabes, y consiguió que todos imaginásemos como seria la vida por  aquel entonces.

Bajando al Pozo del Salvador

Una visita muy recomendable para entender como la ciudad se levanto sobre la propia ciudad y comprender porque a Toledo la conocen como la segunda Roma.

Al terminar teníamos hambre eran las 22.00 y queríamos cenar, y durante todo el día nos habían recomendado un restaurante junto a la plaza de Zocodover, El trébol.

Alli pedimos sus platos estrella, la pulga trébol( un mini bocata de lomo, jamón pimientos y salsa pimienta), la bomba trébol,(es una patata rellena de carne, salsa alioli y tomate)  y una ración de carcamusas (más adelante os explico que son)

Después de cenar no podíamos más, fue un día muy largo, una jornada maratoniana, y nos fuimos a descansar.

Volver itinerario

Día 3

Nivel de agujetas del 0-10, un quince. Teníamos los cuádriceps y los gemelos destrozados, y es que no estamos acostumbrados a tanta cuesta, más bien a ninguna.

De la que íbamos en dirección al parking público, paramos en el mirador a hacer la típica panorámica de Toledo.

Panorámica de Toledo

A las 10.00 teníamos nuestra última visita de la escapada a Toledo, era la visita sugerida por la empleada de la oficina de turismo donde acudimos el primer día, ¿ os acordáis?

Bueno pues fue toda una experiencia , salimos hasta en el telediario regional.

Una ruta gratuita muy interesante por el barrio de la Judería. Visitamos la Sinagoga del Transito, la de Santa Maria la Blanca, la Iglesia de Santo Tome, y el Monasterio de San Juan de los Reyes.

Sinagoga del Transito

Sinagoga Santa Maria La Blanca

Callejeamos sin parar durante algo más de dos horas y media. Nuestro guía , una fuente sin fin de conocimiento y curiosidades, una de esas personas que vive lo que hace y consigue que tu también lo disfrutes.

Jardín del Claustro del Monasterio de San Juan de los Reyes

Cuando terminamos en el Claustro del monasterio (que a nuestro juicio es el mas bonito y mejor conservado que hemos visitado por ahora) nos despedimos a lo grande, ya era la hora de comer, y de Toledo no te puedes ir sin comer el plato estrella “las carcamusas del Ludeña.( El Ludeña es un bar pequeño, tranquilo, peculiar, pero de los de toda la vida, y se dice que las carcamusas nacen allí , es un plato de carne de cerdo y verduras guisado y un poco picante.)

Llevamamos 2 días escuchando que era una cita obligada, así que por supuesto que fuimos, y damos fe de que están buenísimas. Y además barato.

Jose en su parte preferida del viaje. Las carcamusas del Ludeña

Sin duda, no pudimos irnos de Toledo con mejor sabor de boca. Podéis ver mas fotos en el vídeo resumen de este viaje

¿y tu, has probado las carcamusas?

Volver itinerario

mapa-Toledo

mapa Toledo

Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales y ayúdanos a crecer
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

4 pensamientos en “Qué ver en Toledo en 3 días

  1. Qué buena crónica!! Queremos viajar en el puente de la Inmaculada. Me ha venido muy bien vuestras recomendaciones, por si nos decidimos por Toledo.

    Gracias

    • Muchas gracias por tu comentario. Desde luego Toledo es precioso y en el otoño mas todavía. Espero que vayáis y lo disfrutéis. Si os surge alguna duda por aquí estamos. Besos desde la Tierrina😘😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *