Último día en San Francisco

Día 3 de nuestro roadtrip por la costa oeste de E.E.U.U

simpson

¿serian Bart y Lisa Simpson?

Comienza el diario de nuestro último día en San Francisco. Nos desplazamos a la zona de Palo Alto para ver las sedes de Google, Facebook, Twiteer…etc ubicadas en Silicon Valley.  Mas tarde, nos desplazamos hasta San Jose para visitar la Casa Winchester. Y por último nos trasladamos al condado de Mariposa para alojarnos cerca del Parque Nacional de Yosemite.

¡¡ No te lo puedes perder!!

Nada mas levantarnos y coger el equipaje nos fuimos sin pena de aquel alojamiento en Brisbane. Se nos olvido decir primero que en el maletero del  Ford Mustang que alquilamos caben poquitas cosas. Llevábamos 2 mochilas y una nevera de usar y tirar que compramos por 10$ en una gasolinera y a parte otra bolsa con comida que no necesitaba refrigeración, y no cogía nada mas. Tenerlo en cuenta si sois de viajar con maletas grandes porque igual las tenéis que llevar en los asientos de atrás. Personalmente no nos gusta llevar nada a la vista.

Como ya sabíamos que no nos iban a dar de desayunar fuimos previsores el día antes. Nos compramos unos panecillos en el supermercado del pueblo y en cuanto vimos una cafetería nos pedimos un par de cafés para llevar. ( Así no corríamos otra vez riesgo de desayunar ajo).

Una vez desayunamos y ya eramos personas seguimos las indicaciones del Gps para llegar a Silicom Valley. Dimos vueltas para un lado y para otro viendo grandes grupos de oficinas con jardines  dignos de grandes parques u hoteles de lujo. Mucha gente iba en bicicleta y en segway. Parecía mas una zona turística que empresarial.

Donde mas acabamos de flipar fue en Google. Obviamente no pudimos entrar dentro de los edificios, pero si que se puede estar en las cafeterías y en las zonas de ocio. Nos llamaba la atención ver a gente super joven, que quizá no llegaba ni a los 20 años con las tarjetas identificadoras.

google

Jose y su nuevo “mas mejor” amigo

En vistas a que no se podía entrar dentro de los  edificios, después de hacernos las fotos de rigor en las fachadas de las grandes empresas tecnológicas nos pusimos rumbo a San Jose. La verdad es que después de estar en Silicon Valley nos arrepentimos un poco del tiempo que empleamos en ir allí.  Creemos que es algo que no merece la pena a no ser que os sobre mucho tiempo en la ciudad.

Allí queríamos entrar a una casa peculiar. La Mansión Winchester. Si queréis pasar un par de horas muy entretenidos de la mano de dos guías que son unos actorazos como la copa de un pino, y ver la casa con mas “sinsentidos” arquitectónicos que os podáis imaginar, sin duda tenéis que ir a la casa Winchester. Nos costo 33$ por persona, si van niños pagan  menos. Igual el nombre os suena de algo y no sabéis muy bien de que. Winchester es el nombre de una marca de rifles. (La leyenda nos la guardamos para otra entrada porque no tiene desperdicio).

re-desayunando

re-desayunando

Esta mansión tiene unos jardines muy bien cuidados. Un exterior precioso que te transporta a otra era. Hay una tienda museo- y una cafetería donde aprovechamos a tomarnos otros dos cafés y unos bizcochos que nos llamaban a voces desde la taquilla. ¡ Que bien olía!. El interior se ve en una visita guiada en ingles. Pero tienen a vuestra disposición unos folletos con la traducción del texto en cada estancia. Aunque no sepáis inglés y no queráis leer, os enteraríais igual porque lo narran con un ímpetu que o te enteras, o te enteras. Veréis habitaciones secretas, puertas que no llevan a ninguna parte, armarios que no lo son, pasadizos secretos, escaleras a la nada…etc Ademas hay un museo con la colección de armas y munición ordenada cronológicamente que si os gusta este mundo la disfrutareis seguro.

mansion-winchester

la mansion

Cuando acabamos la visita paramos en un centro comercial que vimos de camino a comprar algo para comer. Allí en casi todos los supermercados hay una zona con comida recién hecha. Muchas veces incluso con mesas y taburetes para que te lo puedas comer allí mismo. Nosotros aparcamos a la sombra de un árbol y nos comimos dos ensaladas fresquisimas, unas pechugas de pollo Kentucky y fruta ya cortada por menos de 15 $ sentados en el aparcamiento.

comiendo-sombra

comiendo a la sombra

Al terminar nos pusimos rumbo al condado de Mariposa situado152 millas osea a 2horas y media  . Allí estaba nuestro siguiente alojamiento, el Mother Lode Lodge. El típico motel de carretera donde asesinan a los turistas en las películas de miedo. Estaba muy limpio, había piscina, la cama era cómoda.

motel-habitacion

nuestra habitación

Eso si, el precio excesivo. Pero es que en esa zona como estas muy cerca del Yosemite todo es mucho mas caro. Ademas  no había muchos para elegir. Pagamos 108€ la noche y lo reservamos con una antelación de 7 meses.

mariposa-calle

calle principal

Cuando llegamos al pueblo ya era la hora de cenar y estaba anocheciendo. Habíamos leído recomendaciones de un sitio que se llama Gold Coin Tavern y fue donde cenamos. Pasa lo mismo que con los hoteles. Es un pueblo pequeño y no hay muchos establecimiento. La comida estaba rica, a buen precio y buen ambiente. Así que también os lo recomendamos. Cenamos para variar unas hamburguesas completa con patatas y soda. No recordamos con exactitud el precio pero no fue ni caro ni barato. ( Quizá por eso no nos acordamos ni lo apuntamos en la libretina viajera)

cenando

“comida mediterranea”

Después de cenar nos dimos un mini paseito por el pueblo de regreso a nuestro motel. Nos llamo la atención que no había iluminación, ni una triste farola. Menos mal que teníamos batería en el móvil para usar las linternas y ver donde pisábamos.

Ahora puedes volver al itinerario general o seguir leyendo para conocer con nosotros el Parque Nacional de Yosemite.

 

Comparte con tus amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *