Varsovia día 3. Palacio de Wilanow y Stare Miasto con sol.

Siempre digo que somos chicos con suerte y hoy volvimos a tenerla de nuestro lado. Llevábamos 3 días  diciendo “podía  nevar o hacer sol” y al despertarnos  vimos  que las calles y los tejados tenían  una tímida  capa de nieve y que el sol brillaba con fuerza. Varsovia lucía con ganas y disfrutamos del camino hasta Wilanow.

Al ver que estaba tan buen día  salimos temprano del apartamento para aprovechar al máximo  las últimas  horas en la ciudad.  Decidimos separarnos para poder exprimir la experiencia  en función de nuestros gustos. Diego e Inma desayunaron y fueron a pasear de nuevo por el casco antiguo y a mercadear un poco. Nosotros queríamos ir al Palacio de Wilanow que se encuentra a 13 km de Varsovia.

Para llegar hasta allí  fuimos en un Uber que tardo 40 minutos y nos costó 27pln. Puedes ir en trasporte público, pero no teníamos  tanto tiempo. Nos vino a recoger a la plaza donde se encuentra la escultura Jan Kilinski un coronel del levantamiento. Tiene mucha historia porque los nazis robaron la estatua y fue Stalin quien consiguió que la devolvieran a su lugar.

Es una plaza preciosa justo a su espalda hay una fachada con un reloj astronómico artesanal muy interesante.


Palacio de Wilanow…

Una vez llegamos a Wilanow vimos la Iglesia de Santa Ana. A pocos minutos caminando  llegamos a la taquilla del Palacio donde nos dieron los tickets y un mapa en polaco. El palacio es de estilo barroco y esta al sudeste de Varsovia. Aquí acaba la Ruta Real que parte del Castillo Rojo en Stare Miasto. Se le llama el “Versalles Polaco” y si es cierto que se da un aire.

Una vez dentro del patio central del palacio tienes 2 opciones. A izquierda visitar los jardines. A la derecha acceder al palacio. Os aconsejamos ir a primera hora y empezar por aquí. Si en la taquilla hay cola puedes comprar las entradas en unas maquinas expendedoras junto a la entrada del jardín. Nosotros compramos la entrada a todas las exposiciones. Vimos unas salas de temática  china y de caza. Las dependencias del Rey, de la Reina, de sus hijos. Así como varios salones, incluso la antigua biblioteca.

El palacio tiene zonas que se encuentran en estado de restauración. Pero en general  el trabajo es fiel al diseño original. A lo largo de la visita íbamos leyendo en inglés  unos pequeños paneles informativos que explican cada estancia.  Una vez terminamos la visita al interior del palacio salimos a los jardines.

Evidentemente como era invierno no había  flores  ni densa vegetación  y por ello se veía  un poco triste. No obstante paseamos hasta el río  para ver el embarcadero. Había  mucho frío, incluso el río  estaba helado.

Cuando terminamos la visita llamamos a otro Uber que nos llevo de vuelta por el mismo  precio. Horario: invierno, de 9.30 a 16.00, en verano  de 9.30 a 18. Último  acceso 1 hora antes de cierre. Precio: hay diferentes entradas. Nosotros compramos la que lo incluye todo por 30pln/persona. Puedes visitar solo una colección, o los jardines.  Para saber el precio te aconsejo visitar  su web.


Orilla del Vistula…

El camino de vuelta fue mucho mas rápido  pero muy interesante. Pudimos ver la orilla del río  Vistula y muchos de los puentes de la ciudad. También el estadio de fútbol y las típicas letras de I (love) Warsaw, solo que el corazón era un arbolito de navidad.


Stare Miasto mas bonito que nunca…

Una vez llegamos al casco viejo nos encontramos con Diego e Inma para pasear por última  vez por las calles de Varsovia. Fue especial porque el sol lo iluminaba todo y llenaba  de color las calles. Parece mentira lo que  cambia  una ciudad de verla gris a llena de color. Las fachadas resaltaban como nunca.

Aprovechamos para comprar algún  souvenir y ampliar la colección  de objetos del mundo. La tienda que esta a los pies de nuestro apartamento  en la calle de la Catedral n°33 tiene imanes y postales a muy buen  precio. Compramos 2 y 2 por 14pln al cambio son 3.5€


Despedida con dulces típicos…

Antes de que Cezary nuestro chófer  del alojamiento nos llevara al aeropuerto hicimos una última  parada. No podíamos irnos de Varsovia sin probar sus dulces típicos.  Wuzetki y zygmuntowki son pasteles artesanales similares a las tartas de 3 chocolates pero mucho mas esponjosas, casi como si fueran textura mousse. Se pueden comprar en todas las pastelerías de la ciudad y casualidades de la vida, una de las mejores estaba a 50 metros de nuestro alojamiento. Se trata de Cukiernia Camargo. Está en la calle Swinetojanska,21.

Nos pedimos 3 cafés  y 3 pasteles por 57pln.  Estaban de muerte, ¡¡riquísimos!!. Así podemos decir que nos fuimos de Varsovia  con buen sabor de boca.


Como siempre te dejamos el enlace a nuestro mapa de Google Maps con todos los puntos que aparecen en este diario geolocalizados. Solo tienes que seguir la lista.

Si lo necesitas puedes volver al inicio de este diario donde encontraras el presupuesto y nuestro alojamiento por ejemplo…

¡¡Espero que te hayan entrado unas ganas locas de visitar Varsovia!!

Comparte con tus amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *