Qué ver en Berlín en 2 días y medio

Resumen de la organización del viaje a Berlín

diario-viaje-berlinPor nuestra cuenta: búsqueda de vuelos, medios de transporte, hotel, entradas, tickets, visitas a monumentos y lugares de interés.

Realizamos dos free tours con una empresa local

Lugares de interés

Alexanderplatz, Reloj universal, Ayuntamiento Rojo, Torre de televisión, Unter den Linden, Opera, Memorial víctimas de la guerra, Museo historia Alemania, Universidad, Catedral católica, Bebelplatz, Gendarmenmarkt, Catedrales gemelas, Museo parlamento alemán, Mural comunista, Memorial a las víctimas judías, Puerta de Brandeburgo, Barrio San Nicolás, Estación de las lagrimas, Memorial del muro de Berlín, Franja de la muerte, East Side Gallery, Reichstag, Parque Tiergarten, Barrio turco, Checkpoint Charlie, Postdamer platz, Sony center, Iglesia Kaiser Wilhelm, Barrio judío, Hackesche Hofe, Dead Chicken Alley, Museo Otto Weidt, Sinagoga.

Itinerario completo

Día 1 Solo vuelo y traslado al hotel.

Día 2 Completo en Berlín.

Día 3 Completo en Berlín.

Día 4 Hasta las 15 en la ciudad, después vuelo regreso.

DIARIO DEL VIAJE A BERLIN

Día 1

Dejamos el coche en el  parking  del aeropuerto  (19€ de sábado a martes) y volamos con Ryanair. Llegamos el sábado a las 22.30 al aeropuerto de Schönefeld según lo previsto.

Seguimos las indicaciones de los paneles de la terminal hasta llegar a la estación de tren y sacamos dos billetes (uno para cada uno) validos para  zonas ABC en las máquinas expendedoras. Fue muy sencillo  ya que se puede cambiar  el idioma fácilmente. Nos costaron 6.80€ los dos tickets y son validos durante 2 horas para todos los medios de transporte.

(Tener en cuenta que es necesario  validarlos antes de subir al metro o al tren. Suele haber  maquinas de validar  junto a las expendedoras de los billetes y en los andenes).

Los trenes aeropuerto-centro que hay que coger en función  de la hora son Rb14 o Re7 (pasan intercalados  a y media y a en punto )

Como estábamos alojados en el City Hostel Berlín, hicimos un par de transbordos siguiendo las indicaciones  que vienen en  la pagina web del mismo.El City Hostel Berlín  está muy bien ubicado, tiene a un minuto la parada de metro, está enfocado a gente joven. Es amplio, está  limpio, fueron muy amables  en la recepción, hablaban español, tiene wifi gratis  y cumple perfectamente las ” 3 Ds” (dormir, ducharse  y desayunar) eso  sí, nosotros fuimos en temporada baja y había pocos huéspedes, pero nos dio la impresión de que en temporada alta con el bullicio de la gente serian necesarios  unos tapones para dormir sin que te moleste  el ruido. Respecto al precio, pagamos 124€ por 3 noches.

Cuando terminamos el check in ya eran las 23.30 y nos quedamos descansando en nuestra  habitación.

Volver itinerario

Día 2

Empezamos el día con un free tour a las 10.30 por el centro de Berlín, habíamos  quedado en Alexanderplatz con Alicia, la guía de Buendia tours.

Para llegar  allí  nos compramos  el abono de transporte diario zonas AB (7€ cada uno y viajas ilimitadamente  hasta las 3 de la mañana) y seguimos la linea de metro unas paradas.

Alicia fue una guía muy simpática que nos hizo pasar tres horas super rápido explicándonos  la increíble historia de los edificios y los monumentos  que  íbamos encontrando.

Vistas de la torre de tv y del reloj universal en Alexanderplatz

De Alexanderplatz con su reloj universal y la gran torre de televisión  nos llevo a ver el ayuntamiento rojo, la catedral protestante y la isla de los museos.

Catedral protestante e isla de los museos

Paseamos por la calle de Unter den Linden  (donde se reúnen la mayoría de los edificios importantes  como el edificio memorial a las víctimas de la guerra, la ópera, el museo de historia alemán…etc.)

Memorial a las víctimas de la guerra

Continuamos hacia Bebelplatz donde vimos la universidad, la catedral católica y las placas conmemorativas  a la quema de libros.

Placa conmemorativa a la quema de libros en Bebelplatz

Seguimos en dirección  a Gendarmenmarkt lugar en el que se encuentran las dos catedrales  gemelas, la francesa (a partir de las doce se puede subir a la cúpula)  y la alemana que alberga un museo gratuito sobre la historia del parlamento alemán.

Panorámica de Gendarmenmarkt

Vimos el imponente  edificio que queda en pie  de la época de Hitler y su mural comunista, llegamos al Memorial a las víctimas  judías y recorrimos los pasillos entre los bloques de hormigón  que representan  a cada uno de ellas.

Monumento a las víctimas Judías

 

Para finalizar la Puerta de Brandeburgo  donde acabamos el tour.

Angela y la puerta de Brandeburgo

Ya eran casi las 14.00 y a las 15.30 íbamos a hacer otro free tour con la misma empresa y salíamos de nuevo desde Alexanderplatz, así que decidimos ir caminando en esa dirección  recorriendo la avenida de Unter den Linden.

Por el camino nos desviamos un poquito  para visitar  el barrio de San Nicolás. Esta zona parece sacada de otra época, los carteles de las  tiendas en hierro forjado, las antiquísimas  tabernas, los edificios con una arquitectura  totalmente diferente…merece la pena el paseo.

Barrio de San Nicolás

Después continuamos  hasta Alexanderplatz como teníamos  previsto.Llegamos  a la plaza, y comimos allí en quince minutos  en el Burguer King, se nos había echado el tiempo encima.

A las 15.30 comenzamos el free tour con Isabel, de Buendia tours pero esta vez para ver de cerca el muro y su historia.

La primera parada fue en el museo de la Estación  de las lágrimas (se llama así  porque era dónde la gente se despedía sin saber cuándo  volvería a encontrarse) es un museo increíble, con unos vídeos muy explícitos sobre lo que se vivió en aquella  época, es un imprescindible.

Después nos llevo al Memorial del muro de Berlín, allí puedes recorrer la franja de la muerte, y ver y tocar muro original. En este memorial hay muchos paneles explicativos y unas cuantas placas por el suelo representando a cada persona  que conseguía  atravesar  la franja  de la muerte (es el espacio que había  entre el muro interno y el externo) y cruzar a la Alemania occidental.

Un pie en RFA y el otro en RDA

A continuación fuimos al East Side Gallery, donde recorrimos el kilómetro y medio de muro que sigue en pie lleno de grafitis, unos son reivindicativos, y  otros plasman momentos históricos (como el famoso  beso Erich Honeck y Leónidas Breznev)

El famoso beso comunista pintado en el muro de Berlin. East Side Gallery

Allí terminó este suculento tour, lleno de información  objetiva e imparcial para que cada uno saque  sus propias  conclusiones.

Como ya eran  las 19.00 teníamos hambre y aprovechamos  la cercanía  de un lugar muy peculiar  y altamente  recomendable  para hacer merienda-cena El Burgermeister. Es peculiar  porque  está  situado debajo  de un puente, y en aproximadamente  6m2(un vagón antiguo) hacen  según dicen las mejores hamburguesas de Berlín. Eso sí, no hay wc, y tendrás suerte si logras apoyarte en las vallas que hacen de asiento junto a las mesas. ¿Es o no es peculiar?

Hamburguesas bar-b-q del Burgermeister

Nosotros tuvimos suerte, conseguimos una mesa  y nos tomamos unas cervezas y dos hamburguesas  bar-b-q que estaban para chuparse los dedos por 16€. Damos fe de que están  muy muy buenas.

Tras la cena, al hotel a dormir que al día siguiente  había que madrugar, y además  estábamos cansados.

Volver itinerario

Día 3

Repetimos el comienzo del día sacando el abono de transporte y nos bajamos del metro en la Puerta de Brandeburgo.

Hoy empezamos más temprano, habíamos  reservado  con antelación  en la web del Reichstag la visita a la cúpula para las 9.30 de la mañana.

Edificio Reichstag

( Para hacer  esta  visita tienes que llegar al menos quince minutos antes de tu hora reservada para pasar un control de seguridad, presentar  un documento que te envían por email  confirmándote que tienes reserva, y el dni o pasaporte. Se tarda diez minutos en rellenar  el formulario  en la web y te apuntas el día y hora que mejor te vengan.

Si por un  casual  no has reservado por internet puedes acudir a un puesto que hay  a mano izquierda del edificio  en el Tiergarten, hacer cola y  preguntar si hay disponible alguna hora para visitarlo, y posiblemente sea para días  posteriores)

Tras pasar el arco de seguridad formamos  un grupo de aproximadamente  cuarenta personas y nos acompañaron al interior del edificio. Subimos todos en un ascensor que nos llevo a la cúpula.

Tiene un diseño y una arquitectura increíble. Te dan una audioguia en español que te indica que estás viendo de la que subes la rampa en espiral y las propias cualidades del edificio. Las vistas en 360° son impresionantes y además  la visita es totalmente gratuita

Vista interior de la Cúpula de l Reichstag

Eran las 11 y teníamos hambre, así que nos pusimos rumbo al barrio turco para darnos un paseo por sus calles llenas de comercios y de gente, y para comer en el Curry36 el famoso currywurst (salchicha sazonada con curry y salsa de tomate) y el kebab de Mustafa Gemuse, ya que tenían  la misma buena fama que el sitio de la noche anterior.

Pues bien, el currywurst lo probamos y efectivamente muy rico a la par que barato, unos 15€ incluyendo una cerveza. Eso sí es un local a pie de calle sin baños ni sitio para sentarse.

Currywurst para almorzar

Pero el kebab de Mustafa fue imposible, había una cola de unas cincuenta personas. Y por muy rico que estuviera nos parecía excesivo perder ese valioso tiempo.

Así que después de comer pusimos rumbo al hotel para coger unos paraguas ya que cada vez llovía mas fuerte y posteriormente  nos dirigimos a pie al Checkpoint Charlie que nos quedaba muy cerca.

Soldado americano en el Checkpoint Charlie

Desde allí fuimos al museo de historia alemana (8€por persona) y pasamos un par de horas de lo más entretenidos siguiendo las explicaciones  de la audioguia (3€ )

 

En este museo puedes ver desde pinturas, coches, inventos, ropa, armas…etc Es totalmente  recomendable, eso sí, tener en cuenta que la audioguia  en español solo comenta ciertas piezas del museo, pero si sabéis inglés o alemán podréis escucharlo todo, ¡aunque  igual os lleva todo el día!

Museo de Historia Alemana

Ya eran las 18.30 cuando acabamos esta visita, y teníamos  hambre otra vez, y se nos ocurrió que como estaba lloviendo y no era hora de comer o cenar, igual el Mustafa Gemuse no tenia cola. Pues eso mismo  habían pensado las veinte  personas que se encontraban  allí, en fila, calados  hasta los huesos porque nadie tenía paraguas. Vimos que el ritmo era alegre, así que nos quedamos esperando aproximadamente  25 minutos. Si te paras a pensar, atender a 20 personas  en 25 minutos es un ritmo increíble. Y encima estaba riquísimo, es el segundo mejor kebab  que hemos probado en la vida y por 4.70€, el primer puesto es para Obelix, un puesto de comida rapida en Fira, Santorini.

Increible cola del Mustafa Gemuse

En este chiringo pasa lo mismo que en el Curry36 de por la mañana, ni baños ni dónde sentarte, sólo hay un par de mesas altas dónde apoyarte.

Como llovia nos lo comimos en un banco de la estación de metro y al acabar nos fuimos a ver la iglesia de Kaiser Wilhelm que tiene la torre semi derruida.

Iglesia memorial al Kaiser Wilhelm

Metro otra vez hasta Postdamer platz  con dos intenciones, una ver el cruce dónde se instaló el semáforo más antiguo de Europa que era manual, y la otra ir al Sony center.

Aquí en este cruce estaba el primer semáforo de Europa

Para entrar al Sony center seguimos el camino de “baldosas  amarillas” que en realidad eran unas alfombras de goma para evitar que te partieras la crisma, porque  el suelo tiene franjas  de metal y al llover resbalaba como el hielo.

Entramos a la cervecería Lindenbräu. Queríamos tomarnos  unas cervezas, a nosotros nos gusta la cerveza negra  y es lo que pedimos, pero que sepáis que tienen unas tablas con varios  tipos para que degustéis las variedades.

Como ya habíamos comido el kebab era la hora del postre, y a pesar de que sea una especialidad  austríaca y los alemanes la hayan adoptado  como propia, queríamos probar el famoso  apfelstrudel, nos pareció tarta de manzana bañada en vainilla.

Cerveza y apfelstrudel en cerveceria Limdenbrau

A esta cervecería suele ir gente local, si os encontráis cerca ir, está muy bien, y los camareros muy amablemente nos indicaron que tenían carta en español. Pagamos 19€ por una jarra de cerveza negra de un litro, el apfelstrudel con vainilla, y una copa con helado de stracciatella, cerezas y chocolate que estaba  buenísima.

Después  pusimos fin al día, el litro de cerveza nos dejó como anestesiados y no podíamos hacer otra cosa más qué ir a dormir.

Volver itinerario

Día 4

Exprimimos al máximo las últimas horas en Berlín, teníamos hasta las 15.00 de la tarde para coger el tren que nos llevaría de vuelta al aeropuerto, así que  volvimos a sacar  el abono diario de transporte, pero está  vez para zonas ABC que cuesta  0.70cts más por persona  y ya nos servia para el trayecto  a Schönefeld.

Así que mochila al hombro, paraguas en mano  y al barrio judío.

Empezamos callejeando por los patios de Hackesche Höfe, por un momento no sabíamos muy bien por dónde salir, parece mentira que tengan tantas tiendas y tanta vida. En estos patios hay unas audioguias gratuitas que puedes usar metiéndose en la web que indican los paneles o descargándose una app.

Patios Judios Hackesche Höfe

Después visita obligada al callejón Dead Chicken Alley donde a parte  de ver los grafitis  de arte callejero, entramos al museo de Blindenwerkstatt Otto Weidt que es totalmente  gratuito, eso sí, no tienen nada de información  en español, aunque  los textos explicativos  son muy simples y con nociones básicas de inglés puedes entender  la importante labor de este hombre, e impresiona mucho ver la habitación  oculta dónde escondía  a judíos para evitar que se los llevaran a campos de concentración. Además tiene baño y cajas con llave para dejar equipaje  o chaquetas, y en la recepción  a un hombre con el bigote mas original  que he visto nunca.

Callejón Dead Chicken Alley

Tras esta visita al museo, nos dirigimos a la Sinagoga, no sabemos  porque pero estaba cerrada  al público, aún así  mereció la pena el paseo para verla por fuera. Su cúpula dorada  se ve desde muchos  puntos de la ciudad.

Vista exterior de la Sinagoga

Debido a este imprevisto nos sobraba tiempo, así que recordamos que en Gendarmenmarkt en una de las catedrales gemelas, (en la alemana) había un museo gratuito sobre la historia del parlamento  alemán y además  uno de los restaurantes  donde queríamos  comer estaba a unos 500 metros así que  no dudamos y allí fuimos.

Del museo os puedo decir  que es muy bonito, vas subiendo plantas dentro de la catedral, la tecnología  que usan para que la gente  participe es una pasada, la recepcionista  muy amable, pero no puedo deciros más, porque  por alguna  extraña  razón  que se me escapa  y no logro comprender, estaba  todo escrito en alemán  únicamente, a pesar de que lo enfocan  de cara al turista extranjero. Son incongruencias que te encuentras a veces, misterios de la  naturaleza, o como queráis  llamarlo. Os imaginareis que fue una visita corta y eso nos dio opción a comer relajadamente  en el restaurante Maximilians.

Restaurante Maximilians, hora del brunch

La carta está en inglés y alemán, pero nosotros hicimos lo que estaban  haciendo  todos los clientes del local, y fue pedir el brunch (6,95€+bebida) vamos  algo similar a lo que aquí llamamos “el menú del día”. Tomamos de primero un puré de pimiento y tomate ( fue lo único que conseguimos  traducir) y de segundo pollo a la plancha  con habas  y medallones de patata.  Todo estaba  muy bueno. Tener en cuenta  que  cada día de la semana  hay algo diferente, y unas veces lleva postre y otras no.

Riquisima sopa. Brunch Maximilians

Como en nuestro  menú no entraba el postre, y justo en el local de al lado está el kaffé Einstein, (que tiene  fama de hacer tartas muy ricas) optamos por ir a tomar allí un par de cafés  americanos y probar su apfelstrudel. Hemos de decir que estaba infinitamente más rico  que el del día anterior.

Postre, café y apfelstrudel en el Kaffe Einstein

Entre una cosa  y otra ya era la hora de ir a Alexanderplatz, donde cogimos el tren que nos llevo al aeropuerto.

El vuelo de regreso fue según lo previsto, y además disfrutamos de un gran atardecer.

Atardecer sobre Cantabria

Puedes ver mas fotos en nuestro vídeo resumen de este viaje

Volver itinerario

 Mapas turísticos

 

mapa-Berlin

mapa Berlín

mapa-centro-Berlin

mapa centro Berlín

mapa-metro-Berlin

mapa metro Berlín

Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales y ayúdanos a crecer
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *