Qué ver en Salinas (y qué hacer) – Costa central de Asturias

Nuestros viajes » Europa » España » Asturias » Qué ver en Salinas (y qué hacer) – Costa central de Asturias
Qué ver en Salinas -Viajeros Confesos

Muy cerca de Avilés se encuentra una de las zonas costeras más populares de todo el territorio astur. Salinas, en Castrillón, es una villa balnearia con aire señorial reconquistada por el espíritu hippie de surferos llegados de medio mundo. Tras Piedras Blancas, la capital del concejo, es la segunda localidad más poblada. Ofrece infinitas ofertas de ocio y goza de un microclima particular que seduce a todos los visitantes. Villa de veraneo por excelencia, donde las casas de primera línea de playa consiguen robarle el protagonismo al mar. Sigue leyendo y descubre que ver y que hacer en Salinas sin perderte nada.

La playa de Salinas es un arenal urbano de 2,5 km que se une a la Playa de San Juan de Nieva, mucho más virgen. Juntas forman el Monumento Natural de las Dunas de El Espartal. Son las más importantes del Principado por su alto valor ecológico. La playa es conocida por su fuerte oleaje, perfecto para la práctica del surf pero, traicionera para los bañistas confiados. Es importante seguir las indicaciones de los socorristas, y si no es época de baño ten en cuenta qué, en los extremos de la playa es donde el oleaje tiene menor fuerza.

El paseo marítimo de 2 kilómetros de largo llama la atención incluso desde el aire. Cuatro bloques de viviendas en primera línea de playa rompen con la estética indiana de la villa. No hay ni una sola persona que pasee por el muro de la playa y no fantasee con la casa de sus sueños. Auténticas mansiones millonarias que nos recuerdan a Malibú, contrastan con las antiguas casas de los obreros de Arnao reconvertidas en alojamientos para surferos. A medio camino, se encuentran El Real Club Náutico y el Real Balneario, que fue derribado en el 2000 y reconstruido años después.

Al final, tras un ameno paseo, llegas al Museo de Anclas Philippe Cousteau. Un museo gratuito al aire libre en el que se expone una colección de anclas, muchos de ellos pertenecientes a barcos históricos como el Castillo de Salas. Fue un barco que se hundió en la costa de Gijón hace años y aún cubre de carbón al arenal de la Playa de San Lorenzo. El paseo por el museo de Anclas siempre es muy agradable además, un mirador de 360º situado encima de los acantilados ofrece unas vistas impresionantes de la costa de Castrillón. Desde allí puedes ver el busto de bronce de 3 metros de altura y una tonelada de peso de Vicente M. Prendes, (mismo autor de la estatua de Woody Allen en Oviedo).

Muy cerca se encuentra el Túnel de Arnao, localidad limítrofe, donde por cierto, no debes perderte la visita a la primera mina submarina de Europa. Durante el verano se celebran las Fiestas del Túnel a ambos lados del mismo. Un festival en el que participan grupos del panorama indie nacional. Este no es el único festival popular de Salinas. Desde hace más de 15 años se celebra el VANS Salinas Longboard Festival, donde el surf es el auténtico protagonista. Y mas recientemente, se coló entre los festivales más multitudinarios de Asturias el Song´s for a Ewan Day. Para nosotros es uno de los más bonitos. 2 noches de verbena en el Pinar de Salinas con grupos de pop-rock que te hacen bailar hasta la madrugada. Por cierto, todos son festivales gratuitos.

En verano el Pinar de Salinas es un lugar muy concurrido ya que hay un área recreativa con parrillas donde es común ver a grupos de amigos o familias pasando el día. Un breve paseo lo comunica con la aliseda de Raíces, lugar de gran importancia histórica en el Principado de Asturias.

Si hablamos de pinares, nuestro lugar favorito es sin duda el Mirador de Pinos altos. En la cima del monte que atraviesa el Túnel de Arnao, se encuentra otro área recreativa con las mejores vistas del concejo. Además, desde allí, puedes comenzar la Senda Norte que recorre gran parte del litoral asturiano. Para nosotros es todo un imprescindible.

Para terminar este post no se me ocurre mejor manera que hablando de comida. Antes mencionamos al Real Balneario, es el único restaurante del concejo con una Estrella Michelín, dos Soles Repsol y un Premio Nacional de Gastronomía. Es sin duda un restaurante estupendo para ocasiones especiales.

Si te apetece probar uno de los mejores brunch que se sirven en Asturias, o tomarte un vermú con unas vistas de escándalo, no te puedes perder el Restaurante Ewan en pleno paseo marítimo. En realidad es una gran opción para cualquier hora del día. Nosotros vamos a veces a merendar porque hacen unos postres deliciosos.

Y por último, una apuesta segura y con un buen rollo absoluto, La Luna. Lo puedes encontrar en la primera torre de viviendas a pie de costa. Un bar pequeño con una decoración muy chula, una decena de mesas, y unas 2 horas de espera en los fines de semana de temporada alta. Como estás a gusto porque el buen rollo te invade, mientras esperas te tomas unas cervecitas frente al mar tan ricamente y sin rechistar. Allí puedes encontrar una carta con pocos platos pero que abarcan la gastronomía típica de todos los continentes. Jose es muy fan de la «Moon burger» de pollo picante, y yo de las ensaladas y el pad thai.

Para dormir podemos hablar con conocimiento de causa del Alamar Salinas House. Un alojamiento con habitaciones dobles o compartidas en una casona indiana rehabilitada. No obstante, como la demanda es altísima, te dejo el buscador para que puedas encontrar los mejores precios.

Nuestros viajes » Europa » España » Asturias » Qué ver en Salinas (y qué hacer) – Costa central de Asturias Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *